• Regístrate
Estás leyendo: Lo que no se dirán en privado, salientes y entrantes
Comparte esta noticia

Nada personal, solo negocios

Lo que no se dirán en privado, salientes y entrantes

Bárbara Anderson

Publicidad
Publicidad

El miércoles se realizó un foro organizado por el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por sus siglas en inglés) con funcionarios de la administración actual y del equipo del presidente electo. Fue muy evidente que además de dirigirse a los asistentes, miembros de la comunidad financiera, se aventaron sus buenos dardos… eso sí, envueltos con frases amables y decentes.

El primero en soltar un jab fue Ildefonso Guajardo, el aguerrido secretario de Economía, quien tuvo palabras muy deferentes hacia Jesús Seade, el jefe negociador del equipo de transición. Sin embargo, ya fuera de libreto y dirigiéndose en inglés a la audiencia (en su mayoría financieros de firmas de EU, Reino Unido, Canadá y países asiáticos, así como gente del Banco Mundial, FMI, BID, etcétera), Guajardo dijo que haber conseguido un entendimiento con EU sobre el TLC, si bien bilateral en principio, aleja al país de prácticas regresivas. “Perder el TLC era pagar un precio muy alto ante tentaciones de la economía mexicana de revivir prácticas proteccionistas que hemos visto décadas atrás”, dijo Guajardo.

Luego Arturo Herrera, propuesto por AMLO como subsecretario de Hacienda, reviró a Guajardo al decir que, en el gobierno entrante, más que medidas populistas o proteccionistas, se “regresará al camino del crecimiento sustentable”, el cual, dijo, “es una ruta que México perdió hace tiempo”.

Este ex ejecutivo del Banco Mundial (quien renunció a su salario y a una cómoda vida en Washington) afirmó que los lineamientos trazados por AMLO y su equipo, como cierre de dependencias, austeridad, ahorro y otros, están pensados para impulsar la inversión en actividades productivas.

Y el broche de oro de este intercambio lo dio Alfonso Romo. El empresario regio, futuro jefe de la Oficina de la Presidencia, afirmó que su jefe, Andrés Manuel López Obrador, “ha ido cambiando con el tiempo” y qué mejor prueba de ello que las posturas en torno a la reforma energética.

De acuerdo con Romo, la postura del equipo de AMLO, y del mismo presidente electo, pasó en un lapso de 18 meses del rechazo a la reforma a decir que no la echarán para atrás, y a decirle “adelante” a los inversionistas privados. Si creemos las palabras de Romo, el futuro gobierno será casi el paladín o el campeón de la reforma energética trazada por Enrique Peña Nieto. “Queremos saber por qué no se ha apresurado la inversión”, dijo, enfatizando que con AMLO se quitarán trabas y burocracia que detienen la real implementación de la reforma insigne de Peña.

“No nos vamos a pelear con lo exitoso”, dijo Romo. “Todos los proyectos de López Obrador son para darle solidez al crecimiento”.

barbara.anderson@milenio.com
Twitter: @ba_anderson

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.