• Regístrate
Estás leyendo: Lo que la crisis mundial nos dejó
Comparte esta noticia
Domingo , 16.12.2018 / 14:28 Hoy

Nada personal, solo negocios

Lo que la crisis mundial nos dejó

Bárbara Anderson

Publicidad
Publicidad

Este mes se cumple una década de la última mayor crisis financiera internacional.

El efecto dominó comenzó con una primera ficha en Estados Unidos: grandes bancos de nombres esculpidos en bronce caían como castillos de cartas en una espiral que le costó 188 mil mdd solo a la economía estadunidense. El FMI calculó hace siete años que el costo total global de la crisis fue de 5 millones de millones de dólares.

• ¿Qué quedó en México de La Gran Recesión, como la bautizó Paul Krugman? “La economía sí tuvo una contracción, pero el sistema financiero se mostró bastante resistente. Gracias a ese buen comportamiento y a la rápida respuesta de parte de las políticas monetaria y fiscal, entre otros factores, la economía se recuperó rápido, y en 2010 ya estaba creciendo de nuevo”, me decía Carlos Capistrán, economista en jefe para México y Canadá en Bank of America Merrill Lynch.

• ¿Qué aprendimos post-subprime? “Para México la lección sería que los choques se pueden originar no solo internamente —el error de diciembre—, sino también desde el exterior, incluso también en EU”, señala Félix Boni, director general de análisis de HR Ratings. Para Capistrán “hay varias lecciones, pero una de las más importantes es que la estabilidad financiera debe ser un objetivo de política económica, y que es importante tener un sistema financiero bien capitalizado. En México esa lección se aprendió bastante bien después de la crisis del Tequila”.

• ¿Qué ganó nuestro país tras aquel terremoto financiero? Algo no menor a las puerta de la renegociación del TLCAN, “el país ha sido capaz de aumentar su comercio con EU, y una parte de la ganancia en participación de mercado en ese mercado se debió a la resistencia de la economía”, explica el economista de BofA Merrill Lynch.

• ¿Hay posibilidades de tener una crisis similar? Para Félix Boni, estamos en una situación de crecimiento lento, lo cual genera tensiones políticas. “No sé si el prolongado periodo de bajas tasas haya creado burbujas de activos (asset bubbles) que no vamos a reconocer hasta que rompen”, agrega. Pero Carlos Capistrán es más optimisma: “En México, el sistema financiero está bien capitalizado. El Consejo de Estabilidad Financiera ha estado al pendiente de continuar fortaleciéndolo. Entre finales de 2014 y principios de 2017, el peso se depreció significativamente y eso no tuvo un efecto negativo sobre el sistema financiero. La respuesta de política monetaria fue adecuada subiendo las tasas de interés para estabilizar la inflación”.

Si las crisis no se aprovechan, no sirvieron. Y México supo capotear la peor tormenta de su vecino-socio más importante como ninguna otra economía.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.