• Regístrate
Estás leyendo: La joya de la Corona brasileña
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 08:16 Hoy

Nada personal, solo negocios

La joya de la Corona brasileña

Bárbara Anderson

Publicidad
Publicidad

El nombre Corona en Brasil no evoca la marca de cerveza mexicana, sino el apellido de Edgardo, uno de los empresarios más movidos en el gigante sudamericano, quien está provocando una revolución en el negocio de los clubes deportivos en la región.

En su firma SmartFit, Corona ha conjuntado un respaldo de miedo en la forma de inyecciones de capital de colosos globales. La SmartFit Escola de Ginástica e Dança ha llamado la atención de Blackstone y su brazo brasileño Patria Investimentos. Asimismo, hace unos días GIC, el gigantesco fondo de riqueza soberana, de Singapur, inyectó casi 28 millones de dólares en la empresa de Corona.

Todo esto viene a cuento porque hace unos días desayunamos con el anuncio de que Grupo Martí, que dirige José María Zubiría, se convirtió en uno de los principales accionistas de SmartFit Brasil.

En una carambola financiera y burstátil, Corona a su vez será propietario al ciento por ciento de SmartFit México, que ya se acerca a las 100 unidades, donde quiere llegar a 400 en total en los próximos años, con una cuarta parte, al menos, bajo el modelo de franquicias. Los miembros de SmartFit México suman ya más de 260 mil.

En este negocio del fitness, tanto SmartFit como Grupo Martí se quieren mover en grande.

La oportunidad es muy jugosa. De acuerdo con la asociación global Ihrsa, se trata de un negocio global de 81 mil millones de dólares.

En Brasil, SmartFit es el líder en el mercado con 352 unidades (sin contar las de BioRitmo, que está en un nivel más alto, similar al de SportCity, de su socio mexicano) y, con todo, apenas le llega a 1 por ciento de los suscritos brasileños a gimnasios y clubes, de acuerdo con Mergermarket.

En México, la cifra es de 3 por ciento y es uno de los países en donde más se crece en este rubro, con jugadores como SportsWorld y miles de clubes en un mercado muy pulverizado.

Es probable que, en conjunto, SmartFit y SportCity ataquen el mercado de América Latina, donde por lo menos 16 millones se dicen miembros de clubes deportivos, que suman en total 55 mil unidades.

El líder regional es Brasil, con una facturación anual de 2.5 mil millones de dólares, y México marcha en segundo, con aproximadamente 1.8 mil mdd.

El secreto para ambas marcas será ver de qué manera superan a sus más grandes rivales, los gimnasios de la esquina y los clubes deportivos tipo Casablanca, en el caso de México, así como gigantes locales como SportsWorld, que es la marca más grande de su tipo acá.

barbara.anderson@milenio.com
Twitter: @ba_anderson

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.