• Regístrate
Estás leyendo: La infraestructura debe ser para todos
Comparte esta noticia
Jueves , 22.11.2018 / 05:13 Hoy

Nada personal, solo negocios

La infraestructura debe ser para todos

Bárbara Anderson

Publicidad
Publicidad

En Bolivia hay una carretera de 204 km. entre La Paz con Oruro. La obra aumentó el comercio y benefició a los habitantes de ambas ciudades. “Pero descubrimos que eso no era suficiente, porque a la vera de esa ruta había poblaciones empobrecidas. La carretera no los iba a ayudar, sino todo lo contrario”, recuerda Emilio Urquillas, director para México de la Corporación Andina de Fomento (CAF). Este banco de desarrollo, muy poco conocido en nuestro país, ideó junto con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo y organismos holandeses el plan La doble vía inclusiva, bajo un concepto que necesitaríamos impulsar en nuestro país: la rentabilización social de la infraestructura. “Si no compartes la prosperidad con todos, no tiene sentido la obra”, dice Urquillas.

Luego de estudiar cuáles eran las actividades económicas que realizaban la mayoría de los pueblos que rodeaban la ruta, se enfocaron en potenciar a 10, bajo otro concepto que deberíamos volver central en los proyectos de gobierno e IP: los negocios inclusivos. Una vez que encontraron las mejores oportunidades de desarrollo (lácteos, tubérculos o cereales), buscaron a empresas que se convirtieran en sus clientes formales y dieron asesoramiento a los productores rurales y a los líderes de sus municipios. Hoy, aprovechando la carretera, la leche que antes se usaba solo para consumo familiar, aumentó su producción y provee a una firma láctea líder en Bolivia: Industrias Venado.

“Queremos que México se convierta en un socio activo para que aproveche nuestra experiencia y también para que la región aprenda de México”, dice Urquillas. “Tenemos proyectos muy exitosos de turismo comunitario en Perú y Bolivia y México: con su corredor de Pueblos Mágicos sería un gran socio”.

El CAF tiene 48 años y está formado por 19 países de Latinoamérica y el Caribe, más España y Portugal y 13 bancos privados. Nuestro país se sumó en los 90 como socio C (con un aporte simbólico de 2 por ciento del patrimonio total).

“A escala global tenemos una cartera de préstamos e inversiones por más de 24 mil mdd y activos por 38 mil. En el caso de México trabajamos con fondos de capital de riesgo donde hemos invertido 200 mdd”, explica. Además de dinero, este banco tiene casos de éxito en Sudamérica de asistencia técnica no reembolsable a municipios y donación de asesoría con su departamento de Innovación Social en Bogotá.

Con la futura presidencia de Andrés Manuel López Obrador y sus planes de desarrollo regional y apoyo a comunidades de extrema pobreza en el país, puede ser la oportunidad para CAF de subir a México como socio A.

barbara.anderson@milenio.com •  Twitter: @ba_anderson

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.