• Regístrate
Estás leyendo: Frank Sinatra, Monterrey y el "apagón"
Comparte esta noticia
Lunes , 23.07.2018 / 13:05 Hoy

Nada personal, solo negocios

Frank Sinatra, Monterrey y el "apagón"

Bárbara Anderson

Publicidad
Publicidad

Hace poco menos de un mes le tocó a Nuevo León su turno del apagón analógico, el switch off para migrar de televisión analógica a digital. Pero no fue un trámite más. Ha sido una de las transiciones más polémicas (y eso que ninguno de los destinos previos estuvo libre de quejas).

“El caso de Nuevo León, de Monterrey, me recuerda la canción de Frank Sinatra, ‘New York, New York’: ‘Si puedo hacerlo allí, lo haré en cualquier parte’. Pero con la diferencia de que si no lo pueden hacer en Monterrey, pues entonces no lo podrán hacer en ningun otro lugar”, dice el especialista en telecomunicaciones Ernesto Piedras, de The Competitive Intelligence Unit.

¿Qué pasó en este estado? Según un reporte realizado por la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y la Televisión (CIRT) con base en datos de Ibope-Nielsen, a un mes del apagón hay un millón de personas sin acceso a la televisión de nueva generación. Esto es un cuarto de la población total de uno de los estados con el PIB per cápita más alto del país y con estilo de consumo muy similar a los de su vecino, Estados Unidos.

“Ahora imaginémonos este mismo apagón en estados menos favorecidos como Guerrero”, abunda Piedras.

¿Qué dice la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT)? Que no es un 25% de la población neolonesa, sino solamente un 10% (es decir, apenas 410 mil personas). “Tuvimos el apagón en Monterrey, que es la ciudad más grande, más importante que se ha apagado en toda América Latina”, comenta la subsecretaria de Comunicaciones de la SCT, Mónica Aspe. Según la funcionaria, ellos tienen en su poder una encuesta que levantó el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), donde 9 de cada 10 hogares de Monterrey estaban listos para la transmisión digital: porque 60% ya tenía acceso a tv restringida o satelital o, bien, ya tenía tv digital o los aparatos que la SCT había entregado con base en un padrón de Sedesol.

“El apagón es un proceso, no es un evento. Si bien sucede un día, la gente va cambiando esto durante el tiempo, poco a poco. Por eso es muy importante por ejemplo, promover El Buen Fin”, añade Aspe.

Los plazos no se van a extender y el 31 de diciembre todo el país tendrá televisión digital.

Pero preocupa que no preocupe el caso Monterrey y que este fenómeno (incluso la disparidad de datos entre la IP y el propio gobierno federal) se siga multiplicando a medida que avancen en otros estados con menos bienestar que Nuevo León y que si bien tendrán más apoyo por parte de la Sedesol para entregar televisiones gratis, eso no garatiza la cobertura total.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.