• Regístrate
Estás leyendo: En tres años, ya somos el tercer mercado de Uber del mundo
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 23:47 Hoy

Nada personal, solo negocios

En tres años, ya somos el tercer mercado de Uber del mundo

Bárbara Anderson

Publicidad
Publicidad

El 2 agosto de 2013 un ejecutivo tomó un UberBlack desde Polanco al aeropuerto por 300 pesos. Ese fue el primero de los 100 millones de viajes que se han hecho en México con la aplicación de Uber.

México se convirtió en el tercer mercado de la marca (que hoy vale 62 mil 500 mdd), solo después de EU y China.

Hay cerca de 45 mil socios en el país, lo que también es una cifra poderosa para un servicio que arrancó con competencia ya establecida (Cabify y Yaxi). Según la empresa, aún no llegan a su techo de unidades, porque hay zonas en las grandes ciudades donde no hay su estándar de un auto a cinco minutos de distancia.

“Es sorprendente el crecimiento y tiene que ver con la naturaleza del problema que resolvemos tanto para usuarios como para socios-conductores: es una opción de movilidad que va más allá de las típicas con las que se contaba y que dejaban diferentes zonas geográficas desatendidas y, por otro lado, es una nueva oportunidad de autoempleo”, me decía Francisco Sordo, director general en México y el Caribe. Cuatro de cada 10 socios era desempleado antes de sumarse a Uber.

Este año le llovió a la marca: primero con las tarifas dinámicas durante los meses de contingencia en la CdMx, con los reclamos de socios-choferes que no aceptan el modelo de Uber Pool (para compartir con otros pasajeros el viaje, ya que tienen menos comisiones que un viaje exclusivo) y en los últimos días el choque fatal donde falleció una pasajera.

“La contingencia fue un momento que puso a la ciudad en una situación complicada y Uber no fue la excepción. Sin embargo, uno de los efectos más positivos que tuvo es que permitió que mucha gente probara el servicio y que de otra manera no hubiera probado el servicio”, agrega Sordo mirando la mita llena del vaso. Lo mismo con las manifestaciones de socios disconformes con el impulso que le quiere dar Uber a los viajes compartidos. “Uber Pool representa 20% de los viajes y es solo el principio del enorme potencial para reducir el tráfico de la ciudad y las emisiones contaminantes”, afirma. Según la empresa, los detractores son una minoría, solo dos de cada 10 socios.

Lo que sí aún está pendiente es otra promesa acordada con las Secretarías de Movilidad y Finanzas de la Ciudad de México: el Fondo para el Taxi, el peatón y la movilidad, donde Uber aportaría 1.5% de cada viaje para mejoras de los demás servicios. “Están por implementar los instrumentos para realizar las aportaciones. Estamos a la espera que esto concrete próximamente”, agrega el ejecutivo aclarando que la bolita quedó del lado del gobierno.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.