• Regístrate
Estás leyendo: Colombia: el costo económico del No
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 04:41 Hoy

Nada personal, solo negocios

Colombia: el costo económico del No

Bárbara Anderson

Publicidad
Publicidad

Es probable que el 2 de octubre de 2016 pase a la historia de Colombia como el día en que al país se le fue el futuro. Esto, porque ya desde el oficialismo se saludaba un inminente “Sí” al referendo para la firma de un acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que daría un impulso de entre 1.1 y 1.9 por ciento al Producto Interno Bruto del país.

Y aunque implementar el pacto diseñado por la administración de Juan Manuel Santos, repudiado sobre todo por el ex presidente Álvaro Uribe, hubiera tenido un costo de entre 0.5 y 2.01 del PIB los próximos 10 años (según BTG Pactual), lo cierto es que la dinámica de crecer en medio del entusiasmo por poner fin a una guerra civil de más de medio siglo sonaba muy promisorio y, en términos económicos, se esperaba un crecimiento este año de más de 2.5 por ciento con el impulso adicional del acuerdo.

Una de las premisas incluía una enorme jornada de perdón, si bien no olvido, y las promesas de las FARC de abandonar las armas, renegar del negocio de la droga y de incorporarse a un nuevo partido político para participar en futuras elecciones.

En lugar de ello, aunque hay un cese al fuego ya firmado, Colombia tendrá que bregar con la amenaza de que se reactive una guerra que data de hace 52 años. Asimismo, van a enfrentar la incertidumbre por los precios internacionales del petróleo, su principal fuente de divisas, y el encono que podría desatarse por parte de las FARC, guerrilleros dispuestos a todo, inclusive de dejar las armas, como se veía previo al referendo.

Aunque por ahora hay una paz firmada, falta ver si se sigue respetando el alto al fuego hasta una eventual renegociación del tratado de paz o ver si ambas partes deciden otra avenida.

Con un margen ínfimo (los observadores hablan de un mayoritario voto urbano, que experimentó menos violencia que el rural, por el “No”), el presidente Santos tendrá que sacar nuevos trucos para volver a convencer a los inversionistas locales y extranjeros de que sabrá controlar la reacción de las FARC y que Colombia siga creciendo.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.