• Regístrate
Estás leyendo: Aliat: una red universitaria con el cerebro de Tresalia
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 07:48 Hoy

Nada personal, solo negocios

Aliat: una red universitaria con el cerebro de Tresalia

Bárbara Anderson

Publicidad
Publicidad

María Asunción Aramburuzabala, una de las mujeres más poderosas de Latinoamérica, ex propietaria de Grupo Modelo y la cabeza detrás del fondo Tresalia, no quiso dejar de aprovechar el enorme potencial de la educación superior.

Desde 2007 comenzó a comprar universidades ya tiene 16 en 15 estados. En total, este negocio incluye 34 campus con más de 50 mil alumnos.

Bajo el paraguas de Aliat Universidades, la red se compone de Universidad ETAC, Universidad Valle de Grijalva, Universidad de Estudios Avanzados, Universidad de Tangamanga, Universidad de la Concordia, Instituto Gastronómico Corbuse y Centro de Estudios Superiores de Tapachula.

"Hoy, solo 13 por ciento de los alumnos termina una carrera universitaria, esto es un cuarto que en cualquier otro país desarrollado. Las razones son falta de dinero y de tiempo", me decía Leonardo Schlesinger, director general de Aliat.

¿Qué tiene de propio esa red? El precio está en los rangos de la Unitec, con flexibilidad de horarios (fines de semana, tardes/noches, on line), ha invertido fuerte en tecnología, da apoyo extra para mejorar el nivel de sus alumnos nuevos —sin importar de la escuela que llegan—; "estamos rehaciendo todas las carreras, con los mejores contenidos gracias a alianzas con universidades del todo el mundo", agrega.

Uno de los focos (mismo que también trabajan Unitec o Tec Milenio) es darle a sus alumnos carreras que sean relevantes para el mercado laboral y lo que necesitan las empresas. "Queremos darles las competencias técnicas obvias de cada carrera, pero además enseñarles a aprender, a mantenerse vigentes y a adoptar actitudes que son tan importantes, como la perseverancia, la puntualidad y la honestidad", agrega Schlesinger.

Ayer cerraron una alianza con The RBL Group (la consultora del gurú en liderazgo Dave Ulrich) para ofrecer capacitación a sus alumnos actuales y de generaciones pasadas, y también para armar planes de capacitación "a la medida" para empresas privadas.

El potencial de crecimiento que ve Aliat es grande: se calcula que hay 11 millones de jóvenes que deberían estar estudiando y no encuentran opciones cercanas, a buen precio y con calidad. "Hay un enorme espacio por cubrir, que incluso lo están llenando 'escuelas patito' que contribuyen más al problema que a la solución", agrega.

El plan es crecer al doble de lo que lo hace el mercado de educación privada (entre 6 y 8 por ciento). "El mercado da para crecer mucho, ya sea con más compras o con nuestras marcas. Tenemos los recursos para seguir creciendo", agrega Leonardo Schlesinger.

barbara.anderson@milenio.com
Twitter: @ba_anderson

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.