• Regístrate
Estás leyendo: Airbnb, ese alojamiento que quita el sueño a hoteleros
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 07:13 Hoy

Nada personal, solo negocios

Airbnb, ese alojamiento que quita el sueño a hoteleros

Bárbara Anderson

Publicidad
Publicidad

Hace unos días, el gerente de un hotel de la Riviera Maya publicó en Facebook: “quiéranlo o no, Airbnb está perjudicando muchísimo a Cancún. 14 mil unidades, casi 40 mil cuartos y cero pesos de impuestos”. El mensaje encendió de comentarios su muro y mi curiosidad.

¿Se ha convertido esta plataforma que renta propiedades privadas en una pesadilla para cadenas tradicionales?

“A partir de 2015 comenzamos a tener ofertas mexicanas y en 2017 abrimos oficina local. Somos el segundo destino latinoamericano para usuarios de la plataforma y Playa del Carmen, CdMx y Puerto Vallarta están entre los 10 principales destinos de la región”, dice Rocío Paniagua, directora de Asuntos Públicos de Airbnb en México, a pocos días de presentar un informe conjunto con el Imco sobre el impacto que ha tenido el servicio en CdMx.

Las discusiones entre hoteleros y Airbnb se parecen a las de Uber, o sus competidores, con los taxis tradicionales. “Sí pagamos impuestos, al hospedaje, que lo paga cada anfitrión. Nuestra app lo retiene en automático y lo remite en su nombre a los gobiernos. En cada destino varía el monto y tenemos acuerdos ya firmados con las administraciones de CdMx, Yucatán, Baja California Sur, Jalisco y en unos días con Guerrero”, agrega.

Por ejemplo, en la capital iniciaron desde junio la recolección y remisión de 3 por ciento de impuestos por la Prestación de Servicios de Hospedaje.

Un punto interesante es la posibilidad de dar alojamiento en lugares donde no hay o no se permite el uso de suelo de hoteles pero que tienen una vocación turística. En el informe del Imco ponen el ejemplo de Coyoacán en la capital: Airbnb creó una alternativa de hospedaje en la zona, que de otra forma no existiría, donde en un radio máximo de 1.2 kilómetros, tomando como centro el Museo Frida Kahlo, hay 19 casas, bed & breakfast, apartamentos y hostales disponibles pero ningún hotel; Sin embargo, ya es el cuarto destino con más alojamientos registrados en Airbnb de la ciudad.

“La gente busca experiencias, por eso muchos anfitriones ofrecen cursos, guía en la ciudad o particularidades que a la gente le interesa. Tenemos una anfitriona en Tetecalita —cerca de Cuernavaca—, cuya casa es un santuario de pavos reales y donde la gente se aloja en su casa del árbol para convivir con ellos”, dice Rocío Paniagua, que afirma que Airbnb representa apenas 3 por ciento de la oferta de alojamiento en la mayoría de los destinos en los que opera.

Nuevamente, como en la discusión de Uber y los taxistas, la pregunta es si la pelea es por el mismo pastel o si el pastel se agranda con más opciones y tipos de clientes de cara a una nueva y digital manera de comunicarnos y hacer negocios.

barbara.anderson@milenio.com;
Twitter: @ba_anderson

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.