• Regístrate
Estás leyendo: ¿Cuánto le ahorra la mano de obra mexicana al sector automotor?
Comparte esta noticia

Nada personal, solo negocios

¿Cuánto le ahorra la mano de obra mexicana al sector automotor?

Bárbara Anderson

Publicidad
Publicidad

La mano de obra es entre 600 y 700 dólares más barata por vehículo fabricado en México que en EU. Estos datos que calculó el Center of Automotive Research (CAR), antes del anuncio del lunes de la renegociación del TLC, dejan al descubierto la enorme brecha que puede poner en jaque a las autopartistas y a las terminales radicadas en el país.

El nuevo acuerdo hizo foco en las reglas de integración y donde el porcentaje de componentes fabricados en un país (Regional Value Content) pasó de 62.5 a 75 por ciento.

Pero donde más se modificó el tratado para este sector fue en salarios, en el contenido de valor laboral (Labor Value Content) que exige que 60 por ciento del contenido de un auto se puede hacer en cualquier país, mientras que el restante 40 tendrá que fabricarse en donde el salario sea de cómo mínimo de 16 dólares la hora. En este piso queda fuera un solo socio del tratado: México. Hoy los trabajadores del sector automotriz (armadoras o autopartes) ganan en promedio entre 3 y 6 dólares por hora.

Recuerdo cuando hace un par de años el ceo de Audi, Rupert Stadlre, reconoció que la decisión de poner su planta de la camioneta Q5 en San José Chiapa era porque la mano de obra poblana era 50 por ciento más baja que en EU.

Según datos también del CAR, los vehículos mexicanos que importa EU tienen entre 20 y 30 por ciento de contenido estadunidense, con lo cual hay una brecha que suplir hasta llegar a ese 40 por ciento requerido. Pero hay una ventanita: el futuro tratado establece que las unidades que no cumplan con las reglas que les permite aprovechar las mieles del TLC deberán pagar un arancel de 2.5 por ciento. “Aun con esta sanción sigue siendo muy conveniente fabricar en México”, me dijo el ejecutivo de una armadora estadunidense radicada en el país.

La ventaja de los bajos costos laborales fue un imán de inversiones internacionales que permitió crecer la producción automotriz y a lo largo de los 24 del TLC este bloque se convirtió en el tercer fabricante de vehículos ligeros y medianos, y el segundo mayor proveedor de autopartes del planeta. Formamos parte de un mercado valuado en 728 mil mdd anuales, lo que equivale al 28 por ciento del mercado mundial de vehículos nuevos. Desde que comenzó el tratado, 27 marcas europeas y asiáticas levantaron sus plantas en este bloque económico.

En el corto plazo no creo que haya una fuga de plantas a EU, pero sin dudas habrá un aumento en el costo final de cada unidad, la que se trasladará en inmediato a los clientes finales.

El aumento en los costos y en los precios de los vehículos no solo impactará a la economía más grande del mundo —y nuevamente nuestro socio comercial más demandante—, sino que le quitará competitividad al bloque entero, lo que también moverá las fichas del sector automotriz en otras partes del planeta.

Como en todo proceso, el secreto estará en la implementación y en los acuerdos caso por caso que puedan hacer las grandes marcas involucradas en este enorme negocio.

barbara.anderson@milenio.com



Twitter: @ba_anderson



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.