• Regístrate
Estás leyendo: "Save the planet"
Comparte esta noticia
Domingo , 23.09.2018 / 22:03 Hoy

Casta Diva

"Save the planet"

Avelina Lésper

Publicidad
Publicidad

El arte contemporáneo VIP está en contra de la originalidad y por eso reutilizan ideas, materiales, objetos y todo lo que esté pre hecho, el ready-made es un homenaje al activismo ecológico. El planeta está a punto de colapsarse por la basura, los países que suscriben el Protocolo de Kyoto y las ONG’s ecologistas han desarrollado una gran infraestructura y recomendaciones para reusar la basura y reducir el calentamiento global. Explican que darle un segundo uso a una lata de aluminio para refresco puede ahorrar energía suficiente para encender una televisión por 3 horas. Las campañas ecologistas no dan el reconocimiento que merecen a los artistas que ponen mucho de su parte y reciclan todo tipo de cosas para hacer sus obras, las musas los inspiran para salvar objetos de caer en el olvido del vertedero y los galeristas los cotizan en precios estratosféricos. Estas obras son tan conscientes sobre el problema de la contaminación y el desperdicio de energía que cuando no se vendan o terminen su exposición en el museo pueden continuar con su loable labor ecologista y volver a ser resucitadas y resignificadas. Tres artistas alemanes usaron un pedazo de Fettecke, la obra de Joseph Beuys de grasa animal, y la destilaron para hacerla alcohol. Con un poco de pigmento azul de Yves Klein fabricaron 4 litros de schnapps de 100 grados, organizaron un cóctel y se lo bebieron con los invitados. Esta grasa tenía más de 30 años pudriéndose y les dejó una reminiscencia de “queso parmesano” en el paladar, supongo que es una versión conceptual del Butterscotch schnapps. La viuda de Beuys estaba indignada por la “destrucción de la obra”. Qué ignorante, debería estar orgullosa de que estos artistas llevaran hasta sus últimas consecuencias las ideas fundamentales del estilo VIP al repensar, redimensionar, y recontextualizar la obra. La obra de Beuys no fue destruida, se rehabilitó en varias obras más: Primero el schnapps, luego al beberlo seguirá su natural trayectoria en la digestión de los convidados, el torrente sanguíneo la llevará al cerebro y los motivará a realizar un performance colectivo y documentarlo en una video obra; el resto del alcohol será excretado y tienen dos opciones: embasarlo al estilo Piero Manzoni o esparcirlo sobre lienzos como hizo Warhol en la serie Piss Paintings. Con lo que aún resta de la obra Fettecke pueden fabricar biodiesel y echar a andar un camión-galería. Es el milagro de los panes y los peces, son seis obras en una. A los niños en las escuelas les enseñan a que no tiren basura para habitar en un planeta limpio. Las escuelas de arte también deberían seguir ese ejemplo Las obras existen como arte dentro del museo y fuera de él regresan a su condición original, este proceso se detendría gracias a la teoría filosófica-biológica de la transformación de cualquier cosa en arte y las obras iniciarían una presencia infinita que las haría cada vez más artísticas, indestructibles como el plástico, las baterías alcalinas y la estulticia.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.