• Regístrate
Estás leyendo: Black Coffee Gallery
Comparte esta noticia
Domingo , 23.09.2018 / 00:48 Hoy

Casta Diva

Black Coffee Gallery

Avelina Lésper

Publicidad
Publicidad

El arte es una necesidad intelectual y personal que hace mejor a la sociedad en su conjunto. La gran mayoría de las obras es están en museos, galerías y colecciones privadas, es por eso que se creó el concepto de arte público. Esta idea, que nació con la Revolución Francesa, planteó que el arte debería estar al alcance de la gente y que las obras tendrían que ser en gran medida públicas. En el Renacimiento la construcción de grandes edificios y la comisión de murales ayudaron a que las personas vieran en la iglesia a una institución que les daba algo, que los dimensionará como parte de un grupo que comulga con determinadas ideas. El arte otorga identidad y pertenencia. Para que esto sea posible es indispensable el mecenazgo. Así lo podemos ver con una obra que ya es una constante en la cultura de Jalisco y en otros estados del país: Black Coffee Gallery. Esta labor es una obra monumental y diversificada que hace del espacio de una cafetería un museo vivo. Los lugares de convivencia son esenciales en la sociedad, y más allá de que puedan ser un negocio, es de un gran valor que el propietario haya decidido hacer de cada sucursal un sitio para consumir alimentos y bebidas, y además un espacio en el que se puede contemplar la obra de algunos de los más interesantes y talentosos pintores de nuestro país. Comisionar obras murales, esculturas y la ambientación de la cafetería creando una obra integral con el uso del espacio da un sentido al momento de estar y convivir cerca del arte. Amador Montes, Sergio Garval, Ismael Vargas, Rolando Rojas son parte de esta selección de casi una veintena de artistas que realizan un trabajo ex profeso para estas cafeterías. Los personajes delirantes de Garval en los muros, con sus maletas en las manos, su paleta seductora y la pincelada contundente, es un trabajo que ni en un museo podemos ver. Las atmósferas poéticas de Amador Montes, sus colores que invitan a la nostalgia, la composición armoniosa de su propuesta, verlo dentro de un recinto así es un privilegio. En la Europa decimonónica surgió el concepto del lugar para tomar una taza de café o de té y hablar, leer, escribir o simplemente ver pasar a la gente. Un sitio para estar en otro ritmo, si esto es acompañado con la ambientación de pinturas murales, el placer es sensorial e intelectual. La compañía además edita libros de arte y postales dedicadas a esta obra. Hacer libros en la actualidad, que tengan un contenido valioso, es una labor puramente idealista, los sellos editoriales buscan temas inmediatos, de venta rápida y escaso contenido intelectual. Los catálogos de arte de Black Coffee están cuidados, aportan sobre el artista, son piezas que no hace ninguna editorial. Este empeño, esta obstinación de hacer un espacio con estas características, con una infraestructura que permita al consumidor estar cerca de obras de arte de esa importancia es un gran beneficio para el arte y la sociedad, y hace una gran diferencia en la experiencia de estar en un lugar.

www.avelinalesper.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.