• Regístrate
Estás leyendo: Yo me abismo, tú te abismas, nosotros…
Comparte esta noticia
Domingo , 22.07.2018 / 07:47 Hoy

Columna de Augusto Chacón

Yo me abismo, tú te abismas, nosotros…

Augusto Chacón

Publicidad
Publicidad

Una buena noticia, Los que habitan el abismo, novela que editorial Planeta acaba de editar, dio a luz un escritor: Diego Petersen, el padre es el periodismo y la primera declaración del esmirriado progenitor fue: ya era hora. (El libro está a la venta en las librerías de prestigio). Al autor le gustaría que este artículo terminara luego del cierre del paréntesis, ¿qué cosa importante podría faltar? Basta con haber avisado a los otros [intuidos] lectores de este artículo para que lean la novela, porque está de moda afirmar que leímos algo cuando nos contentamos con las referencias indirectas (reseñas, contraportadas, pláticas), lo que perjudica al nivel cultural de la sociedad y daña a los autores y a las editoriales, que no ven reflejada en la caja de ingresos la cantidad de comentarios que circulan sobre las obras que publican.

Contar de la novela y no inhibir la voluntad por ir a comprarla, estímulo sin revelación. No para acrecentar la cultura de la sociedad o las finanzas de los escritores y sus editores, sino porque me parece que una comunidad que no se hace cargo de sus creadores tiende al solipsismo y, en consecuencia, a la declinación. Pero aconsejo la lectura de Los que habitan el abismo no por la índole conterránea del autor, sino por su itinerario y por el libro mismo; Diego Petersen ha usado su pluma, por años, para desmenuzar la vida pública de Jalisco, ahora cambia el punto de encuentro y nos propone averiguar si la novela-madre parió un escritor ducho en la ficción, uno que domina el arte de narrar esa realidad otra. Sostengo que sí.

(No voy mal, a la mitad del artículo no he echado mano de la trama de Los que habitan el abismo, novela negra, que no es lo mismo que policiaca, lo de “negra” le viene de prescindir de categorías éticas maniqueas y de moralejas edificantes; tampoco he adelantado que el asesino fue el mayordomo o insinuado los elementos morbosos, sexuales, políticos y periodísticos que la atraviesan. Gracias a San Paco Ignacio Taibo II no ha sido preciso sobar los clichés del género: la narración no conduce a abrazar al detective mal vestido, noctámbulo y solitario, desafortunado en el amor, en el juego y en la vida, este abismo no es de ésos).

Escribir sobre Los que habitan el abismo sin generar expectativas no me preocupa, el libro llevará a los lectores a su territorio y como en las buenas novelas las expectativas no serán testigos de cargo sino elementos para el diálogo con el texto. Escribir sobre la ópera prima de Diego Petersen sin que se entrometan los prejuicios hacia él (porque habrá los que se persignen, los que frunzan el ceño y los que aplaudan) tampoco me preocupa, es un líder de opinión, con todo lo que eso implica y difumina, pero resulta que el otro Diego, el que ya cobra copyright, juega bien en la cancha de la invención literaria, no busca delatar una verdad única, menos decir la última palabra, expone sus perplejidades, de varias calañas, y elabora un mundo para ser habitado por quien lee. Escribir sobre una novela negra que tiene de personaje a cierta ciudad y no caer en el lugar común de la desesperanza y la soledad urbanas que constituyen parte recurrente de la crítica de esta literatura no me desasosiega, porque con todo y que los actores de la historia se mueven, deciden, sienten, hablan, aman y sufren tal como lo hacen porque el autor los puso en Guadalajara, no significa que Petersen se haya limitado a pintar a la Perla como fuente de fatalidad. En cambio, escribir de un libro que se suma a todo trapo al viento de la narrativa de Jalisco y no concitar la envidia y la sospecha [tan de estos rumbos] sí me preocupa, pero tengo una sugerencia: leer masivamente Los que habitan el abismo para darle una lección a los cangrejos de la cubeta, pero sobre todo por el placer que está en sus páginas.

(Agoté el espacio y faltó decir que el 21 de agosto presentarán Los que habitan el abismo en el MUSA de la UdeG; además no cité mis subrayados, por ejemplo esa frase buenísima que…)

agustino20@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.