• Regístrate
Estás leyendo: Lo que pasa y lo que dicen que pasa
Comparte esta noticia

Columna de Augusto Chacón

Lo que pasa y lo que dicen que pasa

Augusto Chacón

Publicidad
Publicidad

La administración pública y el gobierno no están ajenos a la seducción de las modas. Si la coyuntura impone lo ciudadano, a la orden: consejos ciudadanos por acá, participación de estos por allá; si lo de temporada es la transparencia, nomás eso faltaba, a crear unidades y asumir que ya no hay burócratas, sino sujetos obligados, y si es rendición de cuentas, no se diga más, a rendir cuentas por doquier, no importa que confundan el concepto con el de transparencia o a ésta con reportes contables, el chiste es que incluso las conferencias de prensa se llamen rendición de cuentas. Y ya está en escena gobierno abierto.

Y al final, aún alarman la pobreza, la calidad de la educación, la salud, la igualdad, que no han mejorado con esos remedios, sobre los que no está duda su calidad o la capacidad de quienes son expertos y expertas en ellos, es sólo que no hemos empatado esos instrumentos con los objetivos de la sociedad: que la personas, todas, vivan bien, seguras y con dignidad. Las compiladoras del libro Antología sobre evaluación Construcción de una disciplina (CIDE, 2015), Claudia Maldonado y Gabriela Pérez, lo dicen bien en el estudio introductorio: “legitimidad democrática: la capacidad de resolver y gestionar problemas públicos mediante el despliegue de políticas y programas con incidencia comprobable y comprobada sobre el bienestar de la población”, y para acercarse a esa legitimidad, escriben: “La evaluación de políticas y programas tiene un enorme potencial transformador: organizaciones públicas y sociales que rinden cuentas, aprenden y están orientadas a resultados”.

Las políticas públicas en este país, especialmente las dirigidas a los y las más desfavorecidas, han servido para simular que sí, aunque no, y podríamos meter en el paquete los yerros en seguridad pública; dicho en términos académicos: no dan una. En el primer artículo de Antología sobre evaluación, Carol H. Weiss describe: “En su carácter indagatorio, la evaluación establece cuestiones claras para investigar; recoge evidencia sistemáticamente de una variedad de personas involucradas en un programa dado; algunas veces traduce la evidencia en términos cuantitativos (…) y en ocasiones transforma los datos en narrativas convincentes.” Décadas de tecnocracia, de preminencia de la economía como rasero social y político, sólo para agregar datos que no llevan a una narrativa que incluya al cuerpo social entero, o a la que conducen los contradice, los desecha.

¿Qué falla? Solemos decir que el gobierno se contenta con evaluar sus procesos; la Cruzada contra el Hambre alcanza su culmen cuando el funcionario es retratado al entregar la despensa, pero el hambre, ¿fue inhibida desde la raíz? Falta esa narrativa. ¿Hay una evaluación profunda sobre el Programa Nacional de Prevención de Delito? ¿Podrá la autoridad describir las condiciones iniciales de los jóvenes y dar cuenta de sus condiciones de resultados, luego de que el Pronapred los atiende? Desde los gobiernos la realidad mana con una narrativa que sólo ellos decodifican, y en donde la vida sucede atendemos la que aún no tocan los datos. Azuzado por un epígrafe que en el libro usó Carol Weiss, anoté: cambiar vs. entender, lo que al aire de la lectura podría traducirse: largo plazo vs. corto plazo. Cada gobierno propone cambios radicales, quizá porque es menos arduo y riesgoso que plantearse y plantearnos entender; la evaluación de la que habla el libro apunta a, primero, entender lo que sucede con las políticas y los programas públicos, para después cambiarlos; no es que sugiera que cambiar sea malo, pero conviene hacerlo luego de comprender y hacia una variación del cambio: mejorar, o que aquél sea consecuencia de no incurrir en los mismos errores. Hoy no evaluamos a fondo y no entienden y no entendemos, entonces las mudas son sólo de piel, con todo y que las bauticemos reformas estructurales.

(Extracto de la presentación del libro Antología sobre evaluación, Casa Clavigero, 26/05/16)

agustino20@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.