• Regístrate
Estás leyendo: Ladrar y morder
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 18:35 Hoy

Columna de Augusto Chacón

Ladrar y morder

Augusto Chacón

Publicidad
Publicidad

La campaña de Donald Trump, ¿prefiguró el futuro de su gobierno o será un Presidente más en el marco institucional de Estados Unidos? Sea cual sea la respuesta, lo central está en no dejar de irritarnos ante los dichos y actitudes de un personaje que prescinde de calibrar los medios y se concentra en sus propios fines. Ahora, un texto en girones, escarceos con la incertidumbre por la entronización de la ultraderecha estadunidense:

Mal de muchos, consuelo de la globalización. De cuando en cuando la democracia nos recuerda que cada cabeza es un mundo individual con efectos planetarios. Pasado el pasmo inicial sigue el sonrojo: hoy nos sorprende que su victoria nos haya sorprendido. No hay futuro, hay arrepentimiento. Lo de Peña Nieto y Videgaray al invitar el candidato republicano, a pesar de lo que afirme Carlos Marín, no fue instinto político, fue propedéutico del curso: Arrodillarse, forma y fondo del new deal. Quizá matice sus dichos, tal vez entienda que de vez en vez debe apelar al silencio; pero no va a mesurar sus conceptos, tampoco sus propuestas, las adorará en su altar cotidiano: lo llevaron a la presidencia. Sus asesores sabrán guiarlo, siempre y cuando digan las cosas que quiera oír y señalen el rumbo que él desee tomar. Para Trump, el dinero y el poder son una misma cosa y no se privó de ejercerlos atenido a su retorcida moral, pero nunca con el visto bueno del pueblo común y corriente y al mando de un ejército terrorífico, debe estar ansioso por experimentar qué se siente. Su lema de macho ario, construiré un muro entre México y Estados Unidos, fue mercadotecnia: sus predecesores se adelantaron con menos aspavientos, incluido el demócrata Clinton, con un poco más de mil kilómetros de valla, un tercio de la frontera ya ostenta esa cicatriz (el resto es río y desierto); y si de hombradas se trata, el régimen de Obama deportó más de un millón de personas y arrancó a 300 mil niños de sus familias, sin sonrojarse. No va a estar en contra del libre mercado, sólo se opondrá a toda idea de libertad que él no apruebe. Que una estrella del rock o del cine esté contra él es nomás flama en la hoguera de las vanidades en la que él es combustible principal. Admira a Lincoln por haber abolido la esclavitud, aunque no sería extraño que considere que la medida fue prematura. Sabe que inhibir la migración ilegal baja los costos de la mano de obra que no tiene derechos, para bien de cierta iniciativa privada en Estados Unidos. No se vengará de los medios de comunicación que hicieron campaña contra él, ya se dio cuenta que pocos los toman en cuenta. El desempleo y lo bajo del salario mínimo son ardides electorales, pero si lo apuran: puede elevarlos al rango de daños colaterales de la épica empresarial. Variación de un aforismo de la política mexicana dedicada a Trump: problema que se arregla con dinero de los demás no es problema, es negocio. Libertad de prensa es la prerrogativa del poderoso para elegir a los periodistas que le vienen bien. El calentamiento global y el medio ambiente son subterfugios de negociadores mediocres que no podrán engañarlo. La naturaleza no es el ámbito imprescindible para la vida en la Tierra, es un activo para el gandaya que se pone listo. Las mujeres son mujeres y no es su culpa, es decir: del presidente electo. En la búsqueda del éxito según lo entiende Trump, se diluyen nociones como mentira, verdad, honradez y corrupción, dejan de pertenecer a la ética y deben ser evaluadas en función de lo obtenido (poder, dinero, bienes materiales, fama). La política es el arte de acomodar a la gente que no sea como él en el estanco que le corresponda por su raza, por su fe, por su lugar de nacimiento y por su nivel socioeconómico; la vida en la doctrina trumpiana no es una perplejidad filosófica, tampoco una maravilla biológica, ni siquiera un milagro celestial, es una pura negociación en la que sobreviven quienes se adaptan a pasar por encima de los demás.

agustino20@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.