• Regístrate
Estás leyendo:
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 22:52 Hoy

Columna de Augusto Chacón

La Primavera y sus lecciones

Augusto Chacón

Publicidad
Publicidad

Los partidos políticos: ¿cuántas de sus formas para decidir a quién ponen de candidato, o candidata, en una boleta electoral tienen que ver con las necesidades de los gobernados y las del territorio que van a administrar? Basta evaluar el estado que guarda la calidad de vida expresada en servicios públicos, seguridad, educación, salud, economía y movilidad, ¿los partidos han elegido a las y a los mejores para la tarea de gobernar?

Los gobernantes y su origen, los partidos, y lo que en ellos y desde ellos implica hacer para ser considerado apto para un puesto de elección popular, dice mucho de las capacidades y aptitudes de quienes gobiernan, todas relacionadas con la política, y no la que atañe a la filosofía, lo que a priori no tendría un signo negativo, si al momento de gobernar se rodearan de las y los expertos y técnicos que atenderán adecuadamente los imperativos sociales, económicos, ambientales y culturales, no es así porque el gobierno se ha reducido a campo de la refriega partidista, y la administración de lo público tiene como prioridad mantener la hegemonía de una bandería, que se mide en la cantidad de personas de un partido que detentan un cargo a cuenta del erario.

Cansados de la improvisación y de que los problemas únicamente se posponen, las y los ciudadanos han buscado la manera de intervenir en algunas designaciones, han buscado “ciudadanizar” ciertos procesos; no ha sido fácil porque el sistema es omnipresente, su influjo llega a ser imperceptible y mueve a actos reflejos, la misma Constitución está a su servicio, no al revés; ¿descontentos con la educación?, incluimos un apartado que dice: “El Estado garantizará la calidad en la educación obligatoria de manera que los materiales y métodos educativos, la organización escolar, la infraestructura educativa y la idoneidad de los docentes y los directivos garanticen el máximo logro de aprendizaje de los educandos.” ¿Calidad en la educación, idoneidad de los docentes, máximo logro de aprendizaje, qué hubo durante un siglo? Lo mismo sucede con la economía, Artículo 25: “Corresponde al Estado la rectoría del desarrollo nacional (…) y que, mediante la competitividad, el fomento del crecimiento económico y el empleo.” ¿La “competitividad” necesitaba rango constitucional, no era suficiente decir que el desarrollo nacional debe ser justo e incluyente? En ese tenor, para el tema “gobierno” debemos añadir algo como: es responsabilidad del Estado que el gobierno sea bueno, eficiente, eficaz y honesto; no lo asienta porque es un sobrentendido, las características buenas quedan implícitas, ¿no debería suceder lo mismo respecto a la educación o los intercambios económicos? No, porque los cambios se solazan en el discurso y se limitan al texto legal.

En Jalisco, la sociedad civil, el Congreso y el Ejecutivo dieron con un camino compartido con la creación del OPD “Bosque La Primavera”, que incluye un Comité Científico y uno Ciudadano, sin que el gobierno del estado pierda la rectoría sobre el área natural protegida. El mecanismo estipulado para elegir al director, o directora, es sencillo: una convocatoria de alcance nacional, diseñada en lo técnico por el Comité Científico, que a su vez evalúa a los aspirantes y presenta una terna al Gobernador para que elija. Así fue hace dos años y el triunfo es imputable a todos los agentes que inciden en La Primavera: los tres órdenes de gobierno, sociedad civil y los dueños de la tierra, pequeños propietarios y ejidos. Un director con atribuciones, con sapiencia en la materia y sin lastre de compromisos políticos y partidistas, es logro del actual gobierno de Jalisco: predicar la gobernanza con el ejemplo. No se trata de desterrar a las y los políticos, sino de poner en juego lo que tenemos a la mano, incluida la clase política, no sólo para distender la relación gobernantes-gobernados, sino para cumplir los objetivos de la sociedad difuminados por la lógica partidista: distribución facciosa del poder y de los presupuestos.

agustino20@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.