• Regístrate
Estás leyendo: 2018-03-17
Comparte esta noticia
Martes , 25.09.2018 / 18:08 Hoy

Autos

2018-03-17

Arturo Rivera A.

Publicidad
Publicidad

Un llamado a revisión siempre será una mala nota para las armadoras automotrices y no es exclusivo de una marca o de un componente.

Los llamados a revisión, muchos dirían que son como los llamados a misa, los que quieren van y los que no, lo pasan por alto. Los llamados a revisión de las diferentes marcas que se venden en Estados Unidos, son requerimientos que hace la Administración Nacional de Seguridad del Trafico en Carreteras, por su siglas (NHTSA). Este organismo, hace la inspección y revisión de cada uno de los vehículos que se venden en el vecino país del norte y también en base a las quejas de sus propietarios.

Recordamos un caso muy sonado hace tan solo unos meses, precisamente después de una investigación por parte de la NHTSA, en donde determino que las bolsas de aire del fabricante Takata estaban defectuosas. El problema en este llamado a revisión, es que aplicaba para muchos vehículos de muchas marcas en todo el mundo.

Ahora le llega el turno a Ford Motor Co. Que tiene una llamada a revisión masiva en Estados Unidos por un problema que para muchos parece de película. El llamado es para los modelos Ford Fusión y el Lincoln MKZ, que fueron fabricados en diferentes fechas, en la Planta de Flat Rock en Michigan en EU y en Sonora México, los vehículos llegan a la cantidad de 1.38 millones de vehículos que tendrán que llegar a las agencias Ford en los países en donde fueron vendidos estos autos.

La falla en este caso es muy grave, según la investigación, los volantes de estos de vehículos podría salirse se su sitio, se comenta que al menos se tiene constancia de haber ocurrido en dos ocasiones y haber provocado un herido, La conclusión es que el tornillo que sujeta el volante a la columna de dirección de los coches afectados se puede salir con el tiempo, permitiendo al volante salirse de su posición y provocar una pérdida total de control sobre la dirección.

Los vehículos afectados son los Ford Fusion fabricados entre 2014 y 2017 y los Lincoln MKZ entre 2014 y 2018, y que han sido vendidos en algunos mercados de Canadá y México según ha informado la propia marca.

Ford Motor Co. Ya se están haciendo cargo de las reparaciones y que no repercutirán ningún cargo hacia el cliente.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.