• Regístrate
Estás leyendo: Orozco y Dalí en el tren ligero
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 08:33 Hoy

Técnica mixta

Orozco y Dalí en el tren ligero

Arturo Camacho

Publicidad
Publicidad

José Clemente Orozco (1883-1949) y Salvador Dalí (1904-1989) son dos de los más importantes artistas del siglo XX, el que expongan dibujos a través de obra gráfica no es cosa menor, estas exposiciones situadas en la galería de la estación Juárez del tren ligero son un claro ejemplo de lo que Walter Benjamín trató en su ensayo "La obra de arte en la era de la reproducción mecánica". La reproducción impresa carga con el aura del artista.

Para el hispano andante común son más comprensibles los fantasmas dibujados por Dalí acentuados con color en algunos casos como en el retrato del poeta florentino Dante que la serie de la Verdad presentada por Orozco con un dramatismo que no llama su atención.

El gobierno italiano encargó a Dalí las ilustraciones de una nueva edición de la Divina Comedia, que se realizaría con motivo del 700 aniversario de la aparición de la Obra. La controversia causada entre los artistas italianos por tratarse de un extranjero canceló al gobierno italiano como patrocinador, no obstante se editó un libro en Italia, con el que se inició el reto de traducir las cien acuarelas de Dalí al grabado en plancha sobre madera,suficiente para que casas grabadoras degran prestigio se interesara en su edición fue así como aparecieron en volúmenes y formatos diferentes varias ediciones, de manera que hay 4 versiones impresas del tema,unas en carpeta y otros integradas al texto en formato de libro, en la galería del tren se muestran 25 que pertenecieron a la edición del libro.

La Divina Comedia, es una iconografía ancestral, esto es que se ha representado desde hace cientos de años; desde su aparición en el Siglo XIII, ha suscitado el interés de los artistas entre los más reconocidos encontramos a Boticelli, John Flaxman; Guastave Doré ; Eugene Delacroix por citar algunos; se ha acuñado también la expresión "dantesco", para referirse a una escena de incendio, basada en las descripciones del viaje al infierno, de manera que es un campo propicio para desarrollar la fantasía del artista y Dalí no fue la excepción en la interpretación de escenarios y personajes.

Los veinte dibujos de las serie "La verdad" pertenecen a un conjunto integrado con 80 y que fue presentado como segunda exposición del pintor en 1945 en El Colegio Nacional. La serie completa es un ejemplo de la pasión del artista y del total dominio de su materia, carboncillo, tinta, son trasformados según el sentir del pintor; el resultado es una serie de personajes y escenas grotescas que ya se venían perfilando en su obra mural y de caballete, el formato de la exposición en el Colegio Nacional le permitió presentar un trabajo solo sujeto a la creatividad y habilidad técnica del genio, circunstancia que le permite un holgado campo de experimentación con la línea, de manera que se nos presenta como un dibujo rebasado por el temperamento del artista, en palabras de Ernesto Lumbreras " Aquí su dibujo no tiene fronteras, libre de todo canon se reinventa así mismo y discurre amo y señor del espacio".

Los dibujos de Orozco y Dalì, contienen el aura del artista, el peso del genio se nos revela en líneas, trazos, manchones, el ir y venir de líneas hasta conseguir vislumbrar la condición humana en lo onírico y lo real son una oportunidad para apreciar y comparar estos dos visionarios del Siglo XX.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.