• Regístrate
Estás leyendo: Salario mínimo sinónimo de pobreza
Comparte esta noticia
Jueves , 19.07.2018 / 20:46 Hoy

Causa Legal

Salario mínimo sinónimo de pobreza

Arturo Argente

Publicidad
Publicidad

El salario mínimo es el salario más bajo que la legislación estipula que se puede pagar por un determinado período de trabajo, que puede comprender mes, día u hora.

De este modo, ningún patrón puede ofrecer a un trabajador una paga que se encuentre por debajo de este concepto, ya que estaría violando la ley.

Los orígenes del sueldo mínimo se remontan al siglo XIX en Nueva Zelanda y Australia.

La finalidad de esta disposición legal es evitar que el contratista abuse de su empleado al pagarle salarios muy bajos.

En Australia, nace la primera ley que regula este concepto, y se conoce como la Ley de Empleadores y Empleados de 1890 (Employers and Employees Act) y se crea como resultado de diversas manifestaciones públicas que exigían la legislación de un pago mínimo.

La figura del salario mínimo en México se establece con la promulgación de la Constitución de 1917, y se contempla en el artículo 123.

El artículo 123 (A-VI) menciona que "Los salarios mínimos generales deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia, en el orden material, social y cultural, y para proveer educación obligatoria de los hijos".

El salario mínimo ha dejado de cumplir lo marcado en la Constitución.

Para el caso mexicano es utilizado para determinar montos basados en multas, becas y leyes asociadas con el nivel de este indicador salarial. Al parecer, el salario mínimo es la unidad de medida más utilizada en las normas mexicanas.

Actualmente el salario mínimo en México es de 88.36 pesos diarios, once pesos menos de los necesarios para adquirir los bienes y servicios de la canasta básica de un día y es considerado como el más bajo en América Latina.

Según el presidente de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) el salario mínimo debería ser de 200 pesos para cubrir las necesidades básicas de un trabajador y su familia, sin embargo, un aumento de los salarios podría causar desempleo y aumento en la inflación.

El primero porque para los empleadores sería mucho más difícil cubrir los sueldos con el aumento y que, por tanto, tendrían que hacer recorte de personal; lo segundo porque habría un aumento en la demanda, pues las personas y familias tendrían más ingresos; también se contempla un aumento en la inflación porque el valor de los servicios y procesos aumentaría.

Lo que es innegable es que ha llegado a cifras alarmantes al caer tanto el poder adquisitivo de la población, así como la gran desigualdad que se vive en este país.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.