• Regístrate
Estás leyendo: Los contrapesos en Estados Unidos
Comparte esta noticia

Causa Legal

Los contrapesos en Estados Unidos

Arturo Argente

Publicidad
Publicidad

Con la victoria de los demócratas en la cámara baja en las elecciones del martes pasado de los Estados Unidos, hemos regresado a la lógica de los contrapesos del sistema político estadunidense. Estos comicios legislativos de mitad de término representan un plebiscito para el Presidente en turno, desde los 90 le han cobrado la factura a Bill Clinton en 1994, cuando perdió las dos cámaras del Congreso en la mitad de su primera gestión; a George W. Bush en 2006 y a Obama en 2014.
El Partido Demócrata recuperó el control de la Cámara de Representantes al ganar 26 escaños. A su vez, el Partido Republicano de Donald Trump logró mantener la mayoría en el Senado, con al menos tres escaños más, al obtener victorias en estados clave, como Indiana, Missouri y Dakota del Norte.
Estas elecciones lograron una elección récord al registrar el voto de 113 millones de ciudadanos norteamericanos y de registrar la victoria de 111 mujeres en la Cámara de Representantes, que son 27 más que las actuales. Políticos demócratas representantes de minorías étnicas y sexuales también lograron victorias. Destaca que, por primera vez en la historia de Estados Unidos, habrá dos musulmanas en la Cámara de Representantes y la elección de la neoyorquina Alexandria Ocasio-Cortez, de origen puertoriqueño, quién se convirtió en la mujer más joven en ser electa para la Cámara de Representantes. Lo cierto es que la figura denigrante de Trump motivó la llegada de más mujeres al Congreso y de perfiles sociodemográficos más diversos.
Con estos resultados se abre la agenda para dar inicio a la “trama rusa”, el eventual impeachment a Trump, el presupuesto, el muro en la frontera con México y la reforma a la salud. También se da el banderazo a la carrera presidencial para 2020, con varias figuras demócratas perfiladas, como el caso de Beto O’Rourke, que estuvo a un paso de vencer a Ted Cruz en Texas, un bastión tradicionalmente republicano. Nancy Pelosi, líder demócrata de la cámara baja y Bernie Sanders, que parece no contar con la juventud que se requiere para participar en este reto.
Pero Trump tiene por ahora razones para festejar, aunque los estadounidenses hayan enviado una clara señal de que quieren un contrapeso a la Casa Blanca desde el Capitolio, estas elecciones demuestran que la mitad de la población norteamericana se encuentra satisfecha con la situación económica y la caída del desempleo en su país. Y las cifras no mienten.
Lo cierto es que después de estos resultados, el Presidente Trump continuará centrándose en un duro discurso racista en contra de la inmigración ilegal como una “invasión” a su país y seguirá, aún con el control presupuestal de los demócratas, empujando por construir un muro que impida la llegada de ilegales a su país.
También se pueden enfrentar obstáculos en el tema con el nuevo Tratado de Libre Comercio. Este acuerdo comercial debe ser aprobado por ambas cámaras del Congreso estadunidense. Teniendo el aval de la Casa Blanca, no tendrá problema para pasar en el Senado controlado por los republicanos, pero en la cámara baja será el reto que deberá enfrentar la administración de Trump

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.