• Regístrate
Estás leyendo: El Hoyo Negro de la Corrupción
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 19:27 Hoy

Causa Legal

El Hoyo Negro de la Corrupción

Arturo Argente

Publicidad
Publicidad

Cuando el delincuente se da cuenta que no se hará mucho por detenerlo, la percepción es de qué puede hacer lo que quiera sin ser castigado.

El delincuente ha encontrado un sistema de justicia en agonía que convive de forma diaria con la corrupción. El resultado final de esta situación se conoce como impunidad.

Hace unas semanas, el Pleno del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) decidió anular el Vigésimo Octavo Concurso Interno de Oposición para la Designación de Jueces de Distrito, luego de identificar que parte de los reactivos habían sido vendidos.

La decisión se tomó tras conocer un informe del director del Instituto de la Judicatura Federal sobre la "obtención ilegal" de algunas de las respuestas.

Este desafortunado hecho refleja el difícil momento que enfrenta nuestro sistema de justicia.

Transparencia internacional dio a conocer que México cayó en el Índice de Percepción de la Corrupción 2017 pasando de 30 a 29, en una escala que va de 0 a 100, donde 0 es el país peor evaluado en corrupción y 100 es el mejor evaluado en la materia.

Esto ubica al país en la posición número 135 de 180 países evaluados en materia anticorrupción.

A nivel regional, México se encuentra entre las peores posiciones de América Latina y el Caribe, por debajo de Brasil, Argentina, y Colombia; y ocupando la misma posición que Honduras y Paraguay.

Es además, junto a Rusia, el país peor evaluado del G20 y el peor evaluado de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE).

La impunidad, es uno de los problemas más graves que vivimos hoy en nuestro país y si bien es cierto que una gran cantidad de delitos no se denuncian, también lo es que los que sí, cuentan con un gran porcentaje de ser no resueltos.

La función primordial del Ministerio Público (MP) es la persecución de los delitos, y no están cumpliendo su cometido. La profesionalización y la autonomía al MP se vuelven urgentes y primordiales.

El objetivo es construir una política de Estado en seguridad y justicia que permita restablecer una percepción de orden; que atemorice a las criminales de cualquier nivel socioeconómico; que obligue a toda la población a cumplir las reglas del juego y disminuya la impunidad.

En cuanto a nosotros como sociedad tenemos que despertar.

Quienes han vivido años fuera de México saben lo que es añorar nuestro país y al regresar ven con tristeza el pesimismo que recorre el país e infecta a quienes entran en contacto con él.

México vive obsesionado con el fracaso, con la victimización, parece una realidad inamovible.

Nosotros como sociedad tenemos el reto de ser propositivos, combatir la corrupción, recordarles a los políticos que el país no es de ellos, es nuestro, mío y de usted lector, de nuestros hijos, necesitamos actuar como una población educada dejando muy claro que somos más; cuidemos y procuremos el bienestar de nuestro país que seguirá siendo nuestro.

La clase política tiene la obligación de fomentar la conexión entre la democracia y los ciudadanos.

Las soluciones están allí para ser instrumentadas, empecemos a trabajar. Dejemos de ser adictos a esa pócima del olvido que no nos lleva como país a ningún lado.

¡Despierta México!

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.