• Regístrate
Estás leyendo: EL DOLOR DE UN PUEBLO
Comparte esta noticia
Domingo , 16.12.2018 / 02:23 Hoy

Causa Legal

EL DOLOR DE UN PUEBLO

Arturo Argente

Publicidad
Publicidad

Con frustración y tristeza vemos cómo se diluye la promesa que hace 5 años, el recién electo presidente Enrique Peña Nieto, hacía ante el pueblo mexicano de alcanzar un crecimiento potencial del 5.3% con el apoyo de sus reformas estructurales. 

 Desafortunadamente, hoy la realidad es otra, las reformas no pudieron detonar la productividad de un país, que tiene un crecimiento de un 2%, y que no pudo transformar su potencial económico. 

Es así cómo se termina con la tendencia de sus 3 últimos antecesores, en la que el último año el crecimiento económico se calculaba por encima del 4%.

 Lo que si se logró en este sexenio fue el incremento en los índices de pobreza, violencia, corrupción e impunidad que vive nuestro país. 

 
Varios fueron los desaguisados que enfrentó Peña durante su gestión. Hacia el final de su segundo año de gobierno se dio la desaparición de 43 estudiantes de la Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, en Iguala, Guerrero, misma que suscitó una tardía y errática respuesta por parte del gobierno peñista y culminó con la insultante ‘verdad histórica’. 

Hasta hoy, se desconoce el paradero de los alumnos que desaparecieron la noche del 26 de septiembre de 2014. 

 
A este triste suceso le siguió la investigación periodística que sacó a la luz la “Casa Blanca”, reflejo del abuso de poder, conflictos de intereses y los excesos que rodearon a esta administración. 


Inolvidable resulta la fuga del Chapo en el Altiplano y que reflejó la ineficiencia de un gobierno que no pudo hacerle frente al narcotráfico y que fomentó la creciente violencia que se respira en cada rincón del país. 


No podemos dejar a un lado la ofensa que representó para esta nación, la invitación y respectiva visita, del entonces candidato a la presidencia Donald Trump; y posteriormente el otorgamiento al yerno de Donald Trump, Jared Kushner, de la máxima distinción que otorga al país a personas extranjeras, la Orden Mexicana del Águila Azteca. 

 
Ofensivos fueron los constantes excesos de la familia presidencial en el manejo del gasto público ante la pobreza de un pueblo. 

 
Ni que decir de los reiterados errores en materia de comunicación política cometidos por el presidente de la república y su gabinete, tratando de esconder la insultante corrupción de los gobernadores y miembros del gabinete del gobierno federal, como el caso de los Duarte y Obredecht. 

A la par atestiguamos la creciente impunidad y la ineficiencia, nunca antes vista, de una procuración de justicia, que sirvió de comparsa para defender los intereses creados por un gobierno que hoy llega a su fin. 


Todo esto dio pauta a provocar la estrepitosa derrota del PRI en el más reciente proceso electoral. Como era común, no hubo autocrítica por parte de Peña ante sus fracasos sino, como él mismo dijo, tenía la convicción de haber tomado las decisiones correctas para México, y no le importó afrontar el costo que esto significó en términos de popularidad; la cual termino con los índices de aprobación más bajos que se recuerden en la historia de un presidente, de menos de 20%. 

Enrique Peña Nieto se va dejando un país en caos que deberá seguir enfrentando una realidad de pendientes que no supo resolver. 

Al final la historia juzgará a este sexenio como un periodo perdido en el que no sólo perdió Peña, perdimos todos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.