• Regístrate
Estás leyendo: El Agua: Crónica de una Catástrofe
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 17:07 Hoy

Causa Legal

El Agua: Crónica de una Catástrofe

Arturo Argente

Publicidad
Publicidad

La política pública que refiere a la sustentabilidad del agua es un constante fracaso en nuestro país.

El ineficaz manejo que se le ha dado al agua ha sido caro, ineficiente e inadecuado para las necesidades de la población.

Esta realidad representa una paradoja, ya que a pesar de que la Ciudad de México y estados aledaños tienen más días lluviosos que Vancouver, Canadá, sufre de una escasez constante, con un precio de agua muy cara por litro y de una pésima calidad.

Una de las zonas que demuestra el nivel de catástrofe que enfrenta nuestro país se encuentra en el oriente de la ciudad de México, la cuál se inunda con aguas negras cada vez que llegan chaparrones intensos en temporadas de lluvia.

Esta situación representa una de las razones que impulsan a muchos pobladores a emigrar, ya que en tiempo de sequía, ellos son los primeros en quedarse sin agua, a pesar de que el agua que alimenta a la Ciudad de México sale, en buena medida, de su propio subsuelo.

La razón de este desastre es la inequidad en el manejo del agua, ya que de acuerdo con el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX) al oriente de la ciudad, los pobladores viven con menos de 20 litros de este líquido al día, y deben sufrir verdaderos sacrificios para abastecerse de su magro caudal.

En cambio, al poniente de la ciudad, los pobladores consumen en el orden de 1.000 litros por persona por día.

Algunas ciudades como Querétaro, Guadalajara y Monterrey podrían ser víctimas del mismo mal que aqueja a la Ciudad de México, ante el crecimiento poblacional.

Por ejemplo, el Consejo Nacional de Población (Conapo), en Nuevo León se espera un crecimiento poblacional de 25.2% entre 2012 y 2030 a más de 6 millones de habitantes.

A la par de esta situación, han aparecido la figura de los choferes de las pipas de aguas conocidos como los "huachicoleros del agua", quien obtienen galones de agua de forma irregular para luego revenderla sin regulación alguna.

Estas escenas empieza a volverse perturbadoras y catastróficas.

Es necesario que la autoridad y la población atiendan las fugas en tuberías, pues hay instalaciones que necesitan renovarse.

Datos del Consejo Consultivo del Agua arrojan que en las ciudades se desperdicia alrededor de 40% del agua, debido a fugas en las redes de abastecimiento y distribución, así como por tomas domiciliarias.

Es necesario implementar una política pública que contemple la reutilización del agua que no alcanzamos a captar y optimizar las fuentes de abastecimiento como el Cutzamala.

Mientras tanto, la población testifica a nuestros protagonistas presidenciables intercambiar insultos y descalificaciones, no vemos que ninguno de ellos haya planteado este tema que amenaza a nuestra población en un futuro inmediato.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.