• Regístrate
Estás leyendo: ¿Qué hay de cierto?
Comparte esta noticia
Sábado , 20.10.2018 / 06:22 Hoy

Perfil Mexiquense

¿Qué hay de cierto?

Armando Ríos Ruiz

Publicidad
Publicidad

Hace unos días, CDP Noticias, el portal que dirige Federico Arreola en Internet, se refirió a la carta que López Obrador supuestamente dirige al Presidente Peña, en el que lo acusa de orquestar, junto con Miguel Ángel Yunes Linares, gobernador de Veracruz, y con Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, la difusión del video en donde aparece Eva Cadena, cuando recibe dinero para su campaña.

Sabemos que Internet es un medio que se presta para difundir cosas ciertas y falsas y que cualquiera puede utilizar las redes para publicar lo que desee. Ahí se encuentra todo lo bueno y todo lo malo. Todo lo cierto y mentiroso. Hay citas históricas plagadas de errores; hay recomendaciones médicas para todos los males, que efectivamente pueden curar y también capaces de matar a una manada de elefantes.

Obviamente que las consultas deben ser hechas con una buena dosis de criterio y de cultura, para discernir entre lo cierto y lo falso, o para abstenerse de hacer caso. Lo nocivo del asunto es que mucha gente cree fehacientemente lo que ahí se dice. Hay personas que cuando discuten, refuerzan su dicho con un "si hasta en internet lo dicen". Hay quienes llevan consigo a todos lados una tableta, que consultan a la hora en que surge alguna duda.

Sin temor a morderse los labios, AMLO le dice al primer mandatario: "lo que más me apena es su poco nivel político y moral..." En líneas anteriores habla del momento en que René Bejarano también recibe dinero y asegura que Carlos Salinas de Gortari, Diego Fernández de Cevallos y Vicente Fox, entonces Presidente de México, se encargaron de hacer visibles dichos videos, a través de Televisa. Todo sin dar un ápice de importancia a la similitud de los hechos, en la que dos allegados hacen exactamente lo mismo.

La campaña que le orquestó Fox en su momento, mediante la cual amenazó con meterlo a la cárcel, sirvió como el más grande escaparate publicitario que jamás hubiera tenido sin pagar un centavo. El Peje deseó con vehemencia que el guanajuatense cumpliera su promesa para salir de ella convertido en Presidente de los mexicanos.

¿Por qué no pensar que otro amigo suyo subió a Internet esa carta, para ayudarlo con publicidad gratuita? O ¿por qué no pensar que él mismo lo hizo con el propósito de ganar más adeptos que lo hagan triunfar en las elecciones de 2018 sin ninguna duda? Se comenta que se las sabe, de todas, todas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.