• Regístrate
Estás leyendo: Peña en Guerrero
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 04:50 Hoy

Perfil Mexiquense

Peña en Guerrero

Armando Ríos Ruiz

Publicidad
Publicidad

Después de toda una historia de sometimiento a factores como el hambre, el crimen organizado, a los rigores de la naturaleza y sobre todo, al total abandono de las autoridades, que olvidaron la existencia de un estado de la República, el Presidente Enrique Peña Nieto por fin decidió visitar Guerrero, la entidad suriana con habitantes que han aprendido a vivir en zozobra constante y hasta a librar la bala perdida.

La prensa local dio cuenta esta semana, de su presencia en Tres Palos, en donde se conoció la puesta en marcha de 200 comedores comunitarios que se suman a otros mil, en los que, quien sabe si las autoridades federales lo sepan, se cobran los alimentos. Cuando Rosario Robles fungía como secretaria de Desarrollo Social, se dio inicio a la instalación de dichos establecimientos, que ofrecerían comida gratuita a los habitantes de diferentes comunidades.

Sin embargo, no tardaron los lugareños en denunciar que las autoridades locales impusieron un precio a los comestibles y quien deseaba consumir tenía que pagar 25 inmensos pesos, en lugares en donde se carece de todo, hasta del dinero para pagar ese servicio dizque gratuito.

Las autoridades ofrecieron de todo, porque allá se necesita de todo y como siempre que los políticos de primera línea visitan la entidad suriana, el Presidente reconoció que hay rezago y aseguró que no la dejará sola, mientras que el general Salvador Cienfuegos, secretario de la Defensa, manifestó que nadie puede estar por encima de las instituciones, al hablar de la delincuencia.

Algunos guerrerenses calificaron de "huecas" tales palabras, porque si existe un lugar visiblemente rebasado por el crimen, es Guerrero, sin soslayar muchas otras entidades en donde la delincuencia cogobierna y nadie chista, obviamente por temor a incomodar y morir por esa razón. En Guerrero, las instituciones están muy por debajo de los grupos criminales.

Dicen que hay que visitar otras regiones de la Costa Grande y de la Tierra Caliente, para determinar con pleno conocimiento de causa, que el gobierno y los ayuntamientos no son más que figuras decorativas. Acapulco es la parte conocida del estado, por ser un puerto de resonancia internacional, pero no es todo el territorio guerrerense. No se necesita investigar mucho, para saber en manos de quienes está casi la totalidad de los ayuntamientos.

Si el general Cienfuegos es de la opinión de que nadie puede estar por encima de las instituciones, entonces en Guerrero tendrá mucho qué hacer. Tanto como en Tamaulipas y más que en Michoacán. En el sur se ha permitido, durante muchas décadas la presencia de grupos criminales, sin que autoridad alguna haya sido capaz de perseguirlos, porque es más segura la alianza.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.