• Regístrate
Estás leyendo: *Ni mago ni encuestas
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 11:57 Hoy

Perfil Mexiquense

*Ni mago ni encuestas

Armando Ríos Ruiz

Publicidad
Publicidad

No se necesita ser mago ni hacer encuestas para saber lo que la gente piensa de todos los niveles de gobierno:

Del federal, del de la Ciudad de México, de los estados y de las presidencias municipales. Todos están reprobados, aunque existan unos mejores que otros.

Lo anterior, porque un diario de circulación nacional hizo una encuesta, en la que casi todos los delegados políticos resultaron condenados.

No era para menos.

Esos funcionarios se han erigido en dueños de sus pequeños feudos, en donde imponen y cambian leyes a su capricho, para manipularlas, siempre bajo la premisa de obtener jugosas ganancias.

Se han erigido en intocables que miran con desdén a la ciudadanía, a la que están obligados a servir y a la que le imponen normas que entorpecen su vida de una manera desastrosa.

A la que sólo están dispuestos a servir siempre y cuando haya dinero de por medio.

No hay trámite que no tenga un valor extra. Si se trata de la obra pública, se paga 10 por ciento desde que es asignada –no después—y todos piden su tajada, desde el contador, los supervisores interno y externo y cuantos se atraviesan.

Están convencidos de que esta actividad deja oro y por lo tanto, tienen que participar de las ganancias, cuando no es así.

Son exageradamente demandantes, critican el trabajo de las empresas, aun cuando los pagos jamás llegan y amenazan constantemente con rescindir los contratos, para obligar a los propietarios de las empresas a pagar por continuar.

Pobre de la compañía que se atreve a realizar obras antes de elecciones importantes, porque el dinero que debe ser destinado a pagarle se va a las campañas, sin importar un ápice la necesidad que tenga de cobrar para pagar a empleados, para recuperar lo invertido y para obtener ganancia, que siempre es la mínima, aunque trate de ahorrar con la adquisición del peor material.

Pero así ocurre en todas las áreas.

¿Para qué encuestas?

Bueno, para que la gente que no está muy relacionada con lo que hacen en esas dependencias, lo sepan y para que quienes saben lo que ocurre, lo recuerden y lo tengan siempre en la mente.

Para colmo, no existe ninguna autoridad que imponga orden. Todos los que tienen algún cargo, en este país, son autónomos y si desean asesinar a alguien que estorba, simplemente contrata sicarios y asunto arreglado.

No hay medallas de reconocimiento para el mejor, porque no existen mejores y además, una medalla no sirve de nada.

Cualquiera de ellos puede llenarse de medallas con las ganancias multimillonarias que obtiene, pero las medallas no valen.

A pesar de todo, no hay candidato que ofrezca soluciones reales.

ariosruiz@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.