• Regístrate
Estás leyendo: Mentada
Comparte esta noticia
Lunes , 16.07.2018 / 17:46 Hoy

Perfil Mexiquense

Mentada

Armando Ríos Ruiz

Publicidad
Publicidad

La recolección de casi un millón de firmas en 120 días, con un programa instalado en teléfonos celulares caros, con la tecnología más moderna, es indudablemente una exigencia ideada para someter a los aspirantes a candidatos independientes a la Presidencia de la República, a un quehacer espinoso, difícil, accidentado y punto menos que imposible, que cause desaliento y frene la intención.

Es la tarea más ardua que un hombre pueda realizar en tan poco tiempo, llena de dificultades inimaginables, pensada para hacer trizas sus aspiraciones y para dejarlo en el camino, para sostener a la partidocracia contra el rechazo de los mexicanos y dejar aún a este país inmerso en el desaseo que así conviene al sistema político.

Pretender ser Presidente de México por la vía independiente, se ha convertido en una empresa más difícil que armar un partido nuevo, al que de inmediato, las autoridades electorales le aportarían muchos millones de pesos para iniciar su desempeño y al que le exigen requisitos más fáciles de cumplir.

Es obvio que 120 días para la recolección de firmas no es nada. Pero el INE, generosamente amplió el plazo una semana, para recompensar los días perdidos en la interpretación del software que se inserta en los teléfonos celulares de nueva generación y de alta tecnología. Si estos aparatos son viejos, no es posible usarlos para este fin.

Las signaturas sólo es posible recabarlas mediante estos aparatos, que en muchas comunidades ni se conocen. Pero en unafán de erigir una defensa a ultranza a la aplicación, el INE no se ha cansado de repetir que se trata de una opción ventajosa, por su uso fácil, además de la rapidez con que se realiza el trabajo.

Ha señalado que recabar una firma lleva entre cuatro y cinco minutos y que cualquiera puede utilizarla. Que la recolección genera una multiplicación geométrica y que en suma, el software es algo parecido a la miel sobre hojuelas. Nada más mentiroso.

Personalmente he intentado instalar el programa y ha resultado imposible en teléfonos no nuevos. Apuesto a los más adelantados técnicos expertos del INE, que tampoco ellos podrían, además de que capturar una firma lleva más tiempo del que esa institución asegura. Hay ocasiones en que los más modernos aparatos no capturan los datos correctamente, por lo que es necesario hacerlo manualmente.

El plazo de una semana que acaba de dar el INE, es algo parecido a una mentada o a una burla.

ariosruiz@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.