• Regístrate
Estás leyendo: Guerra de egos
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 10:41 Hoy

Perfil Mexiquense

Guerra de egos

Armando Ríos Ruiz

Publicidad
Publicidad

El ego se interpuso entre aspirantes a la Presidencia, dentro del Frente Ciudadano, y acabó por debilitarlo, ante la salida de la panista Margarita Zavala, quien, igual que Ricardo Anaya, dirigente nacional deese partido, aspira a convertirse en la futura mandataria del país, que de lograrlo aún, sería la primera en la historia.

Anaya ha mostrado su ávido deseo de ser el candidato del Frente y hasta hoy ha hecho lo indecible por encaramarse sobre los que quieren lo mismo, como su correligionario Rafael Moreno Valley Silvano Aureoles, gobernador perredista de Michoacán.

La postura de Margarita era clara: "si no soy la candidata, me voy, no sólo del Frente, sino también del PAN", con la idea de que este organismo vería el fin de sus días sin ella. Ricardo Anaya, por su parte, no hubiera deseado una ruptura y que la señora de Calderón aceptara humilde y sumisamente su imposición.

Nadie duda de que, detrás de cada decisión de la señora está y estará la voz de su marido, convertido en su principal asesor, quien desea volver a tomar decisiones en la Presidencia de México, tal vez para hacer lo que le faltó en su momento, o para rectificar errores que hasta hoy han dado mucho qué hablar en su contra.

Tal vez está detrás de la reciente encuesta que coloca a su esposa como la aspirante con mayores posibilidades y que asevera que si la elección fuera hoy, ganaría con una ventaja de 4.5 por ciento sobre el candidato de Morena. Dice que si los candidatos fueran Ricardo Anaya o Moreno Valle, serían derrotados por Morena. La presenta pues, como invencible.

Yo no he hecho ninguna encuesta, pero las opiniones que he recogido por doquiera, dicen lo contrario: que se trata de la mujer que manejaría a su antojo su marido, ya con experiencia en esas artes; que se trata de una aspirante sin ninguna experiencia, con un currículum político muy pobre y con un ego gigante. Nada más.

Ricardo Anaya, también ha exhibido actitudes que lo alejan de la candidatura. Su dudosa probidad, los escándalos por la venta millonaria de un terreno en Querétaro a personas que no tienen ni para lo más elemental, la vida de lujos de sus familiares en Atlanta y otras "cosillas", más la reciente partida de Margarita, lo ponen como un aspirante inviable.

Lo anterior abre las puertas a Moreno Valle y a Silvano Aureoles, quienes insisten en la elección abierta, con promesa de respetar el resultado y se sumarse al que resulte electo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.