• Regístrate
Estás leyendo: El dedazo
Comparte esta noticia
Sábado , 20.10.2018 / 17:35 Hoy

Perfil Mexiquense

El dedazo

Armando Ríos Ruiz

Publicidad
Publicidad

Al más rancio y arcaico estilo priista, un político que no pertenece al PRI fue ungido candidato de ese partido a la presidencia de México.

José Antonio Meade es el abanderado elegido por el dedo del que manda en el país, Enrique Peña Nieto, respaldado después por todos los sectores.

Solo faltó decir que "las fuerzas vivas" estuvieron totalmente de acuerdo.

Muchos se quedaron en el camino, pero tuvieron que aceptar la imposición porque así se estila en un partido del que se dice adentro y afuera, sus militantes son disciplinados.

Pese a tener el más alto puntaje de aceptación, Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación permaneció sin chistar y pese a ser el favorito del Primer Mandatario, Luis Videgaray admitió desde mucho antes y hasta se ha dicho que es el gran elector.

Apenas se realizó el destape, las redes sociales se dieron a la tarea de señalar quién es José Antonio Meade. Ha circulado información que asegura que no es Peña Nieto ni el PRI quienes deseaban su candidatura, sino que es una imposición de los centros financieros internacionales, dirigidos desde la Unión Americana quienes lo recomendaron.

Que es uno de los tecnócratas neoliberales más radicales y de mano dura.

De ser cierto, tal noticia anticipa que Nuestros Buenos Vecinos, como los bautizó el periodista y escritor Mario Gill, estarán muy atentos al desarrollo de las actividades electorales en México, más que nada, para ordenar en el momento preciso, que no se permita la llegada a la silla más alta, del jefe de los admiradores de Nicolás Maduro, para dar paso a quien dedicaría todo su mandato a favorecerlos.

Debido a los desempeños anteriores de Meade, muchos otros sospechan que conocía perfectamente las transferencias de Odebrecht y otros manejos del mismo tipo triangulados a las tarjetas Monex desde el Grupo Comercializador Cónclave, administrado por Rodolfo Dávila, de pésima reputación, ligado a un grupo criminal.

Otros más opinan que la guerra más inmediata se dará entre el apartidista y Andrés Manuel López Obrador, dueño de Morena y, de acuerdo con las encuestas, el más aventajado rumbo a las elecciones de 2018; debido a que el Frente Ciudadano ya se desdibujó gracias a las pretensiones contra todo lo que se ponga enfrente, del dizque "niño maravilla", Ricardo Anaya.

También hay quienes juzgan que pronto se verá que las preferencias hacia el único candidato desde hace 20 años, declinarán.

ariosruiz@y7ahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.