• Regístrate
Estás leyendo: Constitución moral
Comparte esta noticia
Viernes , 14.12.2018 / 00:05 Hoy

Perfil Mexiquense

Constitución moral

Armando Ríos Ruiz

Publicidad
Publicidad

Eso de la constitución moral propuesta por el presidente electo, parece emanado de los que aseguran que actúan por mandato de voces que escuchan sólo ellos. Nadie sabe. Pero a lo mejor se trata de algo parecido.
Yo quisiera saber qué grupo de intelectuales se atreve a elaborar una constitución moral superior a la Biblia o al Corán. ¿Quiénes son los que se sienten con agallas para superar los ordenamientos del Libro de los Libros, que ni siquiera los teólogos más eruditos se han atrevido a meterle manos?
Dicen los conocedores que para escribir el Nuevo Testamento, invitaron en Grecia a 72 hombres, de los más sabios del mundo conocido entonces. Después de innumerables deliberaciones, estudios concienzudos, razonamientos ilimitados, finalmente fue redactado.
A pesar de sus múltiples aciertos, los judíos no lo aceptaron, por considerar que, aunque incluía palabras, hechos, predicciones, con un contenido de exuberante certeza, fueron ideados por el hombre. No por Dios. El Libro de la Verdad fue escrito por El Creador y exhibido por Moisés. Dice la historia.
Los hombres más sabios, cuyos nombres han trascendido por lo mismo, han afirmado que la Biblia es un libro cuya redacción no contiene un solo error. Lo han examinado al derecho y al revés y no le han encontrado uno. Queremos ver a sus competidores, envueltos en una agrupación en la que, para variar, el dedo decidirá quién debe opinar y redactar.
Los actuales políticos mexicanos se atreven a competir con Dios, con las mañas de siempre: Un hombre decidirá quiénes tendrán que ver con la confección de la constitución moral. ¡Uta!
El Libro de los Libros, dicen los conocedores --los verdaderos--, fue redactado para leerse con el subconsciente. Dice cosas que se entienden de una manera y en realidad contienen otra verdad. No cualquiera puede interpretarlo. Se necesita un grado avanzado de iniciación. ¿Podrán con eso los designados por el dedo divino en cierne?
Finalmente, los mexicanos y muchos habitantes de otras latitudes del planeta, tienen ese libro como un dechado que debe ser observado estrictamente y que no puede ser superado por nada. Por lo tanto, una constitución moral sería sobra.
¿El autor de la idea conocerá la historia de Shimon Bar Yojai? Aquél rabino que, se asegura, escribió el Zóhar e ideó la cábala, o el método para interpretar de manera correcta el libro más grande de moral que jamás se haya escrito.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.