• Regístrate
Estás leyendo: Caballada flaca
Comparte esta noticia
Jueves , 19.07.2018 / 00:45 Hoy

Perfil Mexiquense

Caballada flaca

Armando Ríos Ruiz

Publicidad
Publicidad

Hace casi 40 años, Rubén Figueroa Figueroa, entonces gobernador de Guerrero, dijo que en aquella época la caballada estaba flaca, al referirse a la ausencia de candidatos a la Presidencia de la República de peso completo. El tiempo ha transcurrido veloz y México ha cambiado sustancialmente. Sin embargo, a esa distancia, la caballada sigue igual.
Es más, cada seis años que se realizan elecciones para primer mandatario del país, los mexicanos han atinado sistemáticamente al peor. Pero esta acción no es difícil, ya que cada vez compiten los peores de cada partido, con una tendencia siempre en declive. De manera que si se elige a cualquiera, siempre será al peor.
Ahora que la efervescencia política, con miras a la sucesión presidencial en 2018 sube de nivel, una encuesta dice que los preferidos de sus respectivos partidos son: Miguel Ángel Osorio Chong, Margarita Zavala y el sempiterno Andrés Manuel López Obrador, el redentor de los pobres en quienes puso la vista hace muchos años, porque son los más en este país. Conseguir su voto es algo así como sinónimo de triunfo.
Si ese es el panorama que persistirá para dentro de tres años, sin duda alguna que los mexicanos que votan volverán a pegarle al peor. Me deslindé de esa responsabilidad desde que tomé conciencia de que mi voto sólo sirvió, mientras lo emití, para fabricar intocables con poco cerebro, que llegaban a las presidencias municipales, curules, gobiernos de mi estado y Presidencia de México, a exhibir su incapacidad y a beneficiarse con muchísimos, incontables millones de pesos.
Si Osorio es en este momento el preferido del PRI, lo es porque internamente tienen que pensar en alguien. Pero la realidad dice que en la Secretaría de Gobernación no ha cumplido ni remotamente como cualquier mexicano preocupado por la inseguridad hubiera esperado. En este rubro, como en otros muchos, vamos de mal en peor, con tendencia a que la situación, insoportable ahora, se agrave.
Margarita Zavala es la preferida en el PAN. No se sabe qué haya hecho para tal merecimiento. Su carrera abarca escasamente un par de cargos de elección popular y algunos otros dentro de su partido y es todo. Es egresada de la Escuela Libre de Derecho y se ha desempeñado en labores de enseñanza. Pero ¿eso la capacita para dirigir el destino de México? En el blanquiazul deben pensar que sí. Deben creer que si Fox lo consiguió, ¿por qué no alguien más?
Y el mudable Peje, obviamente es el favorito del partido de su propiedad, de Morena, donde no hay un solo militante que no piense que es el único en el mundo capaz de cambiar positivamente este país. Ha modificado la forma de ver y ya no existen solo los pobres. Ahora, también los ricos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.