• Regístrate
Estás leyendo: ¿A qué viene el Papa?
Comparte esta noticia
Lunes , 28.05.2018 / 01:09 Hoy

Perfil Mexiquense

¿A qué viene el Papa?

Armando Ríos Ruiz

Publicidad
Publicidad

El Santo Padre ha declarado en múltiples ocasiones, que no viene a México a solucionar problemas.La visita del papa Francisco será de carácter pastoral y representa una oportunidad para los fieles católicos, de vivir un encuentro con Cristo, a quien el Pontífice anuncia, y así confirmarse en la fe, alentarse en la esperanza y crecer en el amor al prójimo, afirmó el Nuncio Apostólico,Christophe Pierre.

En compañía de Eugenio Lira, secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano, señaló también que será una oportunidad para todos, creyentes de otros credos y no creyentes, de reflexionar en aquellos valores que brotan del Evangelio y que son indispensables para una vida humana y un desarrollo digno y en paz,.

Lo anterior es para desencanto de muchos compatriotas, por lo menos para los que se han informado, que pensaban que la presencia del Papa sería igual a la de un santo milagroso que aceptó venir a México para aliviar todos los males, principalmente los de la gente más necesitada, la que tiene realmente hambre porque pertenece a esa parte de la población que como dice el chiste, come a la carta: el padre o la madre ofrecen un mazo de cartas a los hijos y come el que saca el as. Eso, si hay qué comer.

Pero hay otros que no han podido informarse de las expresiones anteriores y que, gracias a las inmensa difusión que se ha dado a la visita del Purpurado, a secas, albergan la esperanza de que su presencia servirá para cambiar sustancialmente nuestro orden de vida. Que viene a decir a nuestras autoridades que hay que cambiar de forma de gobernar, que hay que acabar con la corrupción y con la impunidad y con otros vicios que padecemos y que no se tratan para nada.

También existen los que se preguntan por qué en su itinerario no se incluyó una visita al estado de Guerrero y por qué los que tienen que ver con el evento desecharon una entrevista entre los familiares de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa y el alto prelado, y vuelven a elucubrar en el sentido de que algo muy gordo se oculta tras los acontecimientos de Iguala, hace casi un año y medio.

En fin. El asunto es que el Papa viene a México a reforzar la creencia en la Iglesia Católica, a convencer a los descreídos a regresar al redil, a dar una palabra de consuelo a los indígenas y a otros que no son indígenas, que viven en la más espantosa pobreza, que por cierto abundan en Guerrero, una de las entidades más pobres de México y en donde se encuentra Metlatónoc,al decir de muchos, el pueblo más pobre del mundo.

Si se argumenta que es por seguridad, lo mismo da establecer una gran vigilancia en este estado suriano, que en Michoacán o que en otros lugares programados para su visita.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.