• Regístrate
Estás leyendo: Romper un mundo
Comparte esta noticia

Al pie de la Letra

Romper un mundo

Armando Luna Canales

Publicidad
Publicidad

La Reforma Educativa llegó sin hacer demasiado ruido. Recuerdo aún que no quedaba completamente claro el alcance de este nuevo marco de las relaciones laborales para los maestros del sector público. Pronto llegaron las primeras evaluaciones y las primeras asignaciones de plazas mediante concurso.

Debo decir que aún siendo una novedad el sistema no hacía más que poner la rectoría de la educación de nuestro país en manos de la autoridad. Además de ser un acierto creo que se trata de la reforma más relevante de las que surgieron del Pacto por México.

No tengo la menor duda que en el mediano y largo plazo México contará con un sistema educativo más profesional, más sólido y lo más importante, con niñas, niños y jóvenes con un mejor nivel educativo. Es ahí donde está el camino del desarrollo.

Hay que reconocer a quienes lo concibieron e instrumentaron pero sobre todo a los maestros que comparten la visión de un futuro mejor y se sumaron a las reglas de este nuevo modelo laboral.

El camino no ha sido sencillo. El principal reto no han sido los maestros, sino algunas organizaciones que buscan volver al pasado. Pretenden que sean los trabajadores apropiados de los medios de producción los que definan el modelo educativo de nuestro país.

Hubiera sido imperdonable para el gobierno el no haber llevado esta reforma hasta sus últimas consecuencias.

Cabe mencionar que en la reacción del magisterio de cada estado vemos la causa de las distintas realidades. Mientras que en los estados con menor rezago social las evaluaciones pudieron ser aplicadas, en los más pobres fue y sigue siendo una odisea siquiera el intentarlo.

Mientras que en estados como Coahuila la evaluación se llevó a cabo sin sobresaltos mayores, y la inmensa mayoría de los maestros evaluados acreditaron la prueba con niveles sobresalientes, en otros vemos aún la resistencia.

Es por ello que celebro que los maestros de Coahuila estén ya en el camino que lleva hacia un futuro mejor mientras que en Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Michoacán aún se resisten a aceptar que los niños, niñas y jóvenes mexicanos tienen un derecho superior a recibir una educación de calidad. Estas organizaciones que se aferran a un modelo obsoleto pugnan por la privatización de la educación y la privatización de los empleos en el sector educativo.

Detrás de un discurso de protección sindical se esconde el más vil de los intentos por secuestrar el futuro de nuestra nación. Invita a la reflexión el hecho que sean los estados con mayor pobreza donde esta organización sindical tiene su mayor fortaleza.

La situación no era sostenible y el gobierno actuó, 3119 personas que ocupan una plaza magisterial serán despedidos por ausentarse cuatro días de sus empleos y participar en el paro convocado por la CNTE. Aplaudo la postura de la autoridad, sencillamente se trata de aplicar la ley. El contraste con los casi 26 mil maestros que concursaron por el servicio docente. Por suerte serán ellos y no los otros quienes eduquen a las siguientes generaciones de mexicanos.

En Demian, de Herman Hesse sentencia que todo aquel que quiere nacer tiene que romper un mundo. El México del futuro quería nacer y tuvo que romper con ese mundo al que algunos se aferran.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.