• Regístrate
Estás leyendo: La vie en rose
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 09:11 Hoy

Al pie de la Letra

La vie en rose

Armando Luna Canales

Publicidad
Publicidad

Para miles de mujeres, la vida no es color de rosa. Un enemigo silencioso invade los cuerpos de muchas de ellas en el mundo y acecha con terminar con sus vidas. El cáncer de mama, es considerado en nuestro país como la segunda causa de muerte entre las mexicanas mayores de 40 años.

A lo largo del tiempo, instituciones del sector salud público y privado, asociaciones civiles, entre otros, han trabajado en conjunto para concientizar a la sociedad sobre la importancia de prevenir, tratar y luchar contra esta terrible enfermedad.

Aunque este padecimiento ataca sin distinción a hombres y mujeres, son ellas quienes están más propensas a desarrollarlo.

De acuerdo a cifras del Sistema de Información de Cáncer de la Mujer, en 2015 se realizaron 80 mil mastografías menos que en 2014 en el sector público. Lo que refleja el alto nivel de vulnerabilidad en el que se encuentran las mujeres en México.

La importancia de las campañas de prevención, lucha y erradicación, creo que va más allá de portar un lazo rosa durante el mes de octubre, mes en que se institucionalizó a nivel mundial como el de la lucha contra el cáncer de mama.

El objetivo de contar con todo un mes de sensibilización, es que la atención de hombres y mujeres aumente en torno al tema, especialmente para contribuir a que se sepa cómo detectarlo oportunamente, a dónde acudir, qué hacer, y con qué frecuencia realizarse los chequeos, pero también conocer el tratamiento y cuidados posteriores.

La tarea es de todos. Sumando esfuerzos podemos romper los tabúes que aún persisten en el comportamiento generalizado de nuestra sociedad, que evita que las mujeres visiten al médico por pena, eliminar el machismo y entender lo valiosa que es la vida de nuestra amiga, hermana, esposa, madre o abuela.

Este mal no solo afecta el entorno de quienes lo padecen, también el de sus familiares y amigos, quienes debido al impacto emocional, necesitan ser comprendidos, ya que están presentes en cada etapa del proceso.

Autoexplorarse es el mejor antídoto para prevenir, pero detectarse a tiempo, puede garantizarnos la permanencia del ser más amando en la tierra, la mujer.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.