• Regístrate
Estás leyendo: Educación secuestrada 
Comparte esta noticia
Jueves , 19.07.2018 / 03:50 Hoy

Al pie de la Letra

Educación secuestrada 

Armando Luna Canales

Publicidad
Publicidad

Hoy millones de niños amanecieron con su derecho a la educación secuestrado. Bajo el argumento de la defensa de intereses en extremo personales, en algunos estados de nuestro país, miles de personas que debieran enseñar, omitieron cumplir con su obligación.

Vemos a estos maestros en marchas, atados a mobiliario urbano, bloqueando carreteras, conduciendo un autobús robado para atropellar policías o bien junto a otros manifestantes entre Reforma y Bucareli.

Estas escenas contrastan con lo que hoy pudimos ver en Coahuila. Más de 6,600 escuelas iniciaron puntualmente el curso para que más de un millón de estudiantes recibieran sus clases en tiempo y forma.

El contraste no podría ser mayor. No es casualidad que los estados que reinician sus cursos con normalidad sean aquellos con mayor competitividad y mayor prosperidad. Por el contrario, aquellos donde los maestros están en las barricadas y no en las clases son los más rezagados de México.

No es casualidad. La educación es el mejor medio para generar desarrollo y movilidad social. Todos los niños tienen derecho a la educación pero la CNTE decidió privarlos de este derecho. Estos millones de niños son rehenes de los intereses mezquinos de un grupo de personas que habían privatizado la educación.

El sindicalismo más pernicioso se puso en práctica por este grupo en Oaxaca. Ellos se ostentaron como dueños de la educación, del presupuesto, y amos y señores del ingreso y la permanencia en el sector. El clientelismo con el que trabajaron llevó el modelo al límite, y quebró, sin duda les debe doler el perder el control y el dinero.

Estos dos modos de iniciar el ciclo escolar ponen de manifiesto la existencia de dos países dentro del territorio mexicano. Uno que busca insertarse y competir con el mundo desarrollado y otro que se encamina hacia una modelo preindustrial.
No juzgo a quien ve en la carrera docente el único espacio de formalidad laboral. Tampoco juzgo a quienes ven su patrimonio erosionado porque lo que antes heredaban como propio ahora corresponde de nuevo a la sociedad. Sí critico a quienes utilizan la causa y el dolor de toda esta gente para mantener un control político y el poder económico.

Para quienes hoy día no iniciaron el ciclo escolar en Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Michoacán, la educación es lo de menos. Intentan bloquear el desarrollo del país pero sobre todo les importa un bledo la educación de los mexicanos.

Las grandes reformas en nuestro país siempre han venido acompañadas de grandes resistencias. En no pocas ocasiones incluso guerras. La reforma educativa era una imperiosa necesidad. Hay quienes lo entendieron y otros que no.

El país no puede esperar, y no podemos permitir que la brecha entre el México del norte y el México del sur se siga extendiendo.

El diálogo es el camino para resolver un problema social y político. La fuerza no va a resolver el inicio de clases, pero creo que vale la pena esperar si el resultado es una solución de fondo. Se debe negociar el rescate de la educación en estos estados porque las víctimas son millones de niños.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.