• Regístrate
Estás leyendo: Pequeños Y Letales
Comparte esta noticia
Domingo , 24.06.2018 / 11:52 Hoy

Ciencia, educación y ambiente

Pequeños Y Letales

Arlette López

Publicidad
Publicidad

Durante mucho tiempo, la humanidad consideró que solo existía lo que podía ver, tocar y tener al alcance de la mano, pero cuándo la realidad de la vida cotidiana, la interacción con toda la biodiversidad que rodeó a las comunidades humanas desde sus inicios, causaba efectos tanto en la alimentación como en la salud, se derivó en muchas ocasiones en preguntas y cuestionamientos sobre la percepción del entorno. Ni se diga cuando se alcanza gracias a la tecnología el mundo microscópico o microcosmos y el macrocosmos.

En este proceso de descubrimiento y acercamiento en particular al mundo microscópico, los científicos conocen a seres vivos o entidades que no se imaginaba que existieran, y menos que fueran la causa de múltiples procesos y afectaciones, entre ellas las enfermedades, como fue el caso de los virus.

Los virus ya se conocían por sus efectos desde tiempos remotos; en Mesopotamia hay referencia de perros rabiosos, dibujos de personas con secuelas de la poliomielitis, existen en registros del antiguo Egipto y en China sobre la viruela. Evidencias todas de que los virus han coexistido con la humanidad desde sus inicios.

Ya Pasteur en el siglo XIX, cuándo estudió la rabia, refería que ésta enfermedad la causaba un agente específico que no era una bacteria pero que existía y era tan pequeño que no podía verse al microscopio, es decir que existía todavía un mundo con organismos tan pequeños que aún seguían fuera de nuestro alcance visual, pero que sin embargo se sentían todos sus efectos.

Otro científico, el botánico holandés Willem Beijerink aseguraba que una enfermedad que tenían las hojas del tabaco y que les hacía dar la apariencia de un mosaico, la producía algo menor que las bacterias, y lo llamó virus que significa "veneno". Posteriormente se identificaron más de cuarenta enfermedades que eran causadas por virus, y se logra conocer que éstos sólo se reproducen en el seno de células vivas, así que su estudio era más difícil, hasta que en 1931 un científico americano Ernest Goodpasture, desarrolla una técnica para el cultivo de virus en huevos, lo que permitió grandes avances entre ellos desarrollar la vacuna de la poliomielitis. El hecho de que algunos virus se transmitían por mosquitos se descubrió desde fines del siglo XIX por el Dr. Carlos Finley.

Los estudios sobre los virus han alcanzado importantes avances a partir de los años 50 del siglo pasado. Se conoce ya su estructura y variada simetría, se sabe que los virus requieren de células vivas para replicarse y para su crecimiento, que cuentan con un solo tipo de ácido nucleico ADN o ARN, entre otras características, las que hacen de éstos elementos que son estudiados por la Virología, algo que revoluciona la biología molecular.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.