• Regístrate
Estás leyendo: La primavera y el calentamiento global
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 10:41 Hoy

Ciencia, educación y ambiente

La primavera y el calentamiento global

Arlette López

Publicidad
Publicidad

Lugares cálidos, con hermosas flores adornando los jardines y aves de diversos colores volando y haciendo sonidos que a muchos nos dan una sensación de tranquilidad y descanso, pareciera ser un lugar en donde se disfruta de una eterna primavera. Sin embargo aún en estos sitios la naturaleza tiene sus ciclos y de acuerdo a la época del año la presencia de la diversidad animal y vegetal se manifiesta en armonía al cambio de clima. En épocas recientes es común escuchar que la presencia de algunas plantas o animales ya no se encuentra con la periodicidad que se acostumbraba, situación que se manifiesta a nivel mundial.

Buscando una respuesta a este fenómeno los científicos han encontrado una causa que cada vez preocupa más y que se refiere al calentamiento global y por consecuencia al cambio climático, circunstancia que incide en la rápida floración de las plantas, en los patrones de migración de aves, peces, mamíferos acuáticos como las ballenas, e incluso las cadenas alimentarias de los ecosistemas.

En este escenario, el calentamiento global afecta a todos los seres vivos, se rompe el equilibrio que existe entre plantas y animales, sincronizados para su propia subsistencia como sucede con las abejas, polinizadoras por excelencia, que requieren de las flores para subsistir, sin embargo las poblaciones de éste insecto se han disminuido drásticamente, aparentemente por parásitos y enfermedades, así como por los cultivos modificados y el calentamiento global. Si se conoce que 75% de los cultivos del mundo dependen de la polinización de las abejas y otros insectos, el futuro de la alimentación humana está muy comprometido por la disminución de estos insectos.

Las enfermedades que transmiten los mosquitos empiezan a ser más comunes en lugares en donde antes no se presentaban y se asocia a la presencia de estos insectos que encuentran condiciones climáticas más favorables en zonas tradicionalmente más frías, como sucede en las regiones altas de Asia, África y América Latina.

Los ecosistemas empiezan a modificarse por efecto del calentamiento global, como reportan los científicos en el caso de la disminución de los organismos de los que se alimentan los pingüinos ballenas y focas, o la decoloración masiva de los corales, y el cambio en la dinámica poblacional de diversas especies animales como las tortugas y aves.

Los seres humanos somos los principales responsables de éste calentamiento y consecuente cambio climático, del que estamos sufriendo ya las consecuencias. Sin embargo podemos contribuir con algunas acciones concretas que a la vez se relacionan con nuestro cambio de hábitos de consumo y de vida, como utilizar menos el auto, llevar nuestra propia bolsa al supermercado para evitar las toneladas de plástico en los océanos, administrar el uso del papel, optimizar el uso de energía en el hogar y la oficina.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.