• Regístrate
Estás leyendo: Eulalia Guzman
Comparte esta noticia
Domingo , 24.06.2018 / 12:09 Hoy

Ciencia, educación y ambiente

Eulalia Guzman

Arlette López

Publicidad
Publicidad

Personajes valiosos y de una vida interesante se encuentran formando parte de la historia de nuestro país, unos reconocidos, otros olvidados y muchos anónimos, todos hombres y mujeres que han contribuido a construir con muchos avatares el México en que vivimos.

Recordaremos a la maestra, historiadora, arqueóloga y antropóloga Eulalia Guzmán mujer inteligente inquieta y que formo parte de múltiples espacios culturales, científicos y también políticos en la época que le toco vivir. Nació en el año de 1890 de tal modo que en 1910 a sus 20 años participa en los movimientos que buscaban el derecho al sufragio de las mujeres y siendo cercana a la familia Madero se le reconoció por su activismo como veterana de la revolución.

Su vocación magisterial la orientó hacia la geografía preparándose también en psicología, pedagogía y filosofía, dominando cuatro idiomas. Su formación en arqueología la realizó en la UNAM publicando materiales que reseñaban su trabajo de exploración así como resultados de revisiones a archivos históricos sobre las culturas prehispánicas.

Por su gran preparación y capacidad académica Eulalia Guzmán formaba parte de la élite intelectual de la época.

En febrero de 1949 el país conoció la noticia de que se habían descubierto en Ichateopan lugar cercano a Taxco Guerrero documentos alusivos a la ubicación bajo el altar mayor de los restos mortales de Cuauhtémoc. Comisionándose a Eulalia Guzmán para su verificación

De acuerdo a la maestra Guzmán, si bien los documentos eran de hechura reciente podían ser copia de otros más antiguos y originales. Sin más se procedió a retirar el altar de la parroquia y a excavar en el lugar encontrándose restos humanos casi destruidos. La noticia fue impactante pues se afirmó en diversos medios del descubrimiento de los restos del último Tlatoani.

Ante la verificación de su autenticidad se descubrió que había sido un engaño de la población y que no eran los restos de Cuauhtémoc.

La maestra Guzmán recibió múltiples críticas y el distanciamiento de varios de sus colegas con el injusto demerito de su trayectoria académica y de su contribución al conocimiento de la historia nacional. Ella es una de las figuras nacionales que merecen recordarse y reconocerse más por sus contribuciones y trabajo por la nación, que por un momento inmerso en un contexto complejo que respondió a una expectativa de la época y las circunstancias.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.