• Regístrate
Estás leyendo: El indispensable oxígeno
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 07:12 Hoy

Ciencia, educación y ambiente

El indispensable oxígeno

Arlette López

Publicidad
Publicidad

El cuerpo humano es tan sorprendente, que pasan desapercibidos los múltiples procesos y funciones que nuestro organismo realiza para mantenernos con vida y en permanente actividad.

Uno de estos procesos es la respiración, cotidiana e imperceptible actividad de la que depende la vida y que realizamos al menos 20 veces por minuto lo que hace 30000 veces al día, lo que significa una cantidad de 8000 litros de aire que en 24 horas ingresan a nuestros pulmones

En el aire se encuentra un gas que conocemos como oxígeno el que ingresa al organismo en un 20% saliendo disminuido hasta en un 16%.

La pregunta sería entonces ¿qué sustituye al oxígeno en ese 4%?

Pues resulta ser otro gas que también conocemos y que se llama dióxido de carbono. Entonces si todos los seres vivos respiran el oxígeno del aire o lo obtienen disuelto en el agua y como consecuencia de la respiración se elimina dióxido de carbono, entonces al paso de los siglos ya se habría acabado el oxígeno en la atmósfera.

Sin embargo sigue presente, ¿cómo es posible? ¿Que propicia que tengamos oxígeno en el aire?

Esta pregunta se la hicieron científicos hace varios años entre ellos Joseph Priestley un químico ingles que en 1774 descubrió la presencia del oxígeno en el aire. El decidió meter un ratón en un frasco cerrado donde había ardido una vela hasta apagarse, el animalito murió rápidamente. Consideró Priestley que fue por la ausencia de un gas que se había quemado con la flama de la vela y que el ratón lo necesitaba para respirar.

Consideró que sucedería igual con las plantas y colocó un brote de menta en el frasco pensando que moriría, pero no fue así al contrario creció y cuando metió a otro ratón éste sobrevivió, e incluso una vela ardió. ¡Existía oxígeno! Lo había producido la planta.

Otro científico holandés Jan Ingenhousz realizo varios experimentos con plantas y descubrió que producen oxígeno en presencia de la luz del sol. También que sus alimentos se constituyen por sustancias del suelo agua y aire, proceso que le llamó síntesis y como se realiza ante la luz se denominó fotosíntesis. Así se descubrió este importante fenómeno que ahora toma particular relevancia pues sólo los seres vivos que realizan la fotosíntesis pueden aportar el oxígeno que necesitamos para respirar Por ello mantener nuestras áreas verdes no es solo una cuestión estética o graciosa concesión. ¡Es sobrevivencia!

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.