• Regístrate
Estás leyendo: ¿Control y descontrol de plagas?
Comparte esta noticia
Miércoles , 16.01.2019 / 09:03 Hoy

Ciencia, educación y ambiente

¿Control y descontrol de plagas?

Arlette López

Publicidad
Publicidad

Disfrutar de la vida sin las molestias que a veces implica compartir los espacios con otros seres vivos que consideramos nocivos o molestos ha generado cuanta estrategia sea necesaria para evitarlos.

Fue así, que se inventó en el año 1910 el llamado "destructor eléctrico de insectos" y consistía en barras electrificadas asociadas a una fuente luminosa que atraía a insectos que morían por descarga eléctrica.

La tecnología también se ha utilizado para atrapar otro tipo de plagas como pequeños mamíferos, moluscos, gusanos, microorganismos etc.

Aunque a veces resulta contraproducente por utilizar productos químicos que afectan la salud de los humanos y a otros seres vivos.

Una opción es el control biológico, actividad con una larga historia, y que hace 255 años fue una opción en las Islas Mauricio para controlar a los agresivos insectos conocidos como langosta migratoria, mediante aves depredadoras.

Sin embargo, el control biológico, requiere un conocimiento importante de los ciclos de vida animal para evitar situaciones como la que ocurrió en Australia en el año 1859 con la introducción de conejos como pieza de caza.

El conejo como sabemos tiene una gran capacidad tanto de adaptación como reproductiva, considerando que en Australia no existían depredadores naturales, los conejos alcanzaron los 600 millones de ejemplares y acabaron con la vegetación autóctona.

Ante este panorama buscando un depredador del conejo, se introdujo el zorro rojo que resultó gourmet, pues prefirió alimentarse de aves.

En este caso y con la ciencia como aliada se introdujo un virus que afecto la población pero los conejos desarrollaron resistencia aplicando otro virus que controló la población.

El control biológico es benéfico y promueve una agricultura sustentable sin embargo se requiere un mayor estudio sobre la conducta y ciclos de vida de las plagas pues son grandes los retos para controlar:

Una cucaracha que puede dejar de respirar y de consumir energía por más de media hora bajo el agua, o una chinche que puede estar sin comer el 80% de su vida, las abundantes ratas que pueden nadar en las alcantarillas por 72 horas entre otras.

Opciones existen en el mundo microscópico: virus, bacterias, hongos al igual que en el mundo vegetal.

La investigación sobre estos temas será fundamental para lograr una vida más sana y en equilibrio con la naturaleza.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.