• Regístrate
Estás leyendo: La democracia desde un plano teórico
Comparte esta noticia
Domingo , 24.06.2018 / 06:15 Hoy

Democracia para erizos

La democracia desde un plano teórico

Arístides Rodrigo Guerrero García

Publicidad
Publicidad

El concepto de democracia ha evolucionado a través de los siglos, con el avance de las sociedades se añaden elementos que definen las características de un país democrático.

De acuerdo al artículo 3° de la Constitución, la democracia no debe entenderse únicamente como una estructura jurídica y un régimen político, sino un “sistema de vida fundado en el constante mejoramiento económico, social y cultural del pueblo”, sin embargo, esta definición resulta muy abstracta y para materializarla resulta necesario introducir elementos que permitan medir la calidad de la democracia.

Muchos autores han pretendido definir el concepto de democracia, sin embargo, de acuerdo a Giovanni Sartori, existen tres tipos de trampas: la primer trampa es la terminológica, ello significa discutir la palabra ignorando la cosa, es decir pretender una definición etimológica, ya que de acuerdo a su raíz lingüística de origen griego significaría “gobierno del pueblo”, pero no podríamos conformarnos con dicha definición.

La segunda trampa es de tipo “realístico”, es decir, buscar una definición basada en la realidad sin considerar lo ideal; la tercer trampa se refiere a lado opuesto de la segunda trampa: la “perfeccionista”, ello implica considerar a la democracia como un ideal.

En un sentido similar, Norberto Bobbio explica que la democracia existe porque es necesaria la toma de decisiones y a diferencia de las demás formas de gobierno, esta se caracteriza por estar compuesta por un conjunto de reglas que establecen quién está autorizado para tomar las decisiones colectivas y bajo qué procedimiento.

Sin embargo, ante la dificultad para definir la democracia, resulta necesario detectar elementos mínimos para considerar la existencia de la misma en un país, estos elementos mínimos parten del reconocimiento de los derechos humanos, y tienen un vínculo estrecho con la posibilidad de participación de los ciudadanos.

En este sentido, Alain Touraine, considera que existen tres dimensiones de la democracia: 1) reconocimiento y respeto a los derechos fundamentales, 2) ciudadanía y 3) representatividad de los dirigentes; estas tres dimensiones son interdependientes.

De forma más detallada, Robert Dahl explica que resulta subjetivo hablar de una democracia ideal, sin embargo, establece al menos cinco criterios para poder hablar de un gobierno democrático.

Participación efectiva. Antes de adoptar o rechazar una política, los miembros del demos tienen la oportunidad de dar a conocer a los demás miembros sus opiniones al respecto.

Igualdad de votos. Todo miembro debe tener oportunidad de votar a favor o en contra de una política, y todos los votos se computan igual.

Comprensión ilustrada. Todos los miembros deben tener oportunidades iguales y efectivas, para instruirse acerca de la política, las posibles políticas alternativas y sus consecuencias probables.

Control de la agenda. Todos los miembros deben tener la oportunidad de decidir qué asuntos se incluyen en la agenda de la toma de decisiones y cómo han de incluirse. De este modo, el proceso democrático es “abierto”.

Inclusión de los adultos. Todos o, al menos, la mayoría de los adultos que son residentes permanentes, deben tener los plenos derechos de ciudadanía.

Tanto de los elementos de Dahl como de Touraine, destacan la participación efectiva de la ciudadanía, ya que es la ciudadanía la encargada de construir un país democrático, si bien es cierto que existen partidos políticos e instituciones encargadas de organizar las elecciones y procesos democráticos, si no existe una ciudadanía participativa difícilmente podemos hablar de una democracia.

Una vez que detectamos los elementos que algunos autores han señalado para determinar si un país es democrático, la pregunta al lector de esta columna sería la siguiente ¿considera usted que México es un país democrático?

De otra manera, también plantearnos la cuestión en cuanto a que la democracia no es únicamente un término que se construya conceptualmente, o que le corresponda a nuestros representantes hacer valer. La democracia se construye en conjunto con todos los actores que forman parte de la toma de las decisiones y se configura con su participación durante todo el proceso, donde confluyen todos, representantes y representados.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.