• Regístrate
Estás leyendo: Sin tele ni prensa
Comparte esta noticia
Sábado , 20.10.2018 / 12:23 Hoy

De raíces y horizontes

Sin tele ni prensa

Arcelia Ayup Silveti

Publicidad
Publicidad

Recientemente una amiga me comentó muy entusiasmada que está estudiando una licenciatura en la modalidad en línea. Ella tiene una primer carrera universitaria desde hace algunos años, pero siempre tuvo la inquietud de acercarse a esta que inicia. Me lo dijo en una llamada telefónica. La escuché tan contenta que me transmitió su alegría.

Después pasé a visitarla y confirmé lo que había escuchado: había luz en sus ojos, sonreía plenamente. Me fui pensando en mi amiga, y en otras personas que han tomado la determinación de hacer cosas diferentes, iniciar una carrera universitaria, maestría o doctorado; aprender algún oficio, deporte, o desarrollar alguna habilidad.

Pasaron por mi mente varios amigos, todos de más de cuatro décadas, motivo por el cual omitiré los nombres. La primera es una lagunera que recién terminó un diplomado en Desarrollo Humano; otra paisana estudia la carrera de derecho, sus hijas ya son profesionistas; una amiga también cursó la misma carrera cuando sus dos hijos eran adolescentes.

Una doctora especialista, toma un taller de pintura, junto con su hija adolescente, ellas son de Durango. Recordé a una licenciada de Colombia, que se animó a estudiar un doctorado cuando sus hijos ya eran profesionistas.

Un gran amigo que radica en la Ciudad de México ha encontrado en la escultura mucho más que un pasatiempo y ha obtenido varios premios por sus obras. Una amiga de Chihuahua aprendió a nadar a sus casi cincuenta años. Dos amigos, respectivamente, de Michoacán y de Oaxaca, terminaron su maestría recientemente.

Cada uno de ellos son seres entregados a sus labores, que cada día de su vida se esfuerzan en ser los mejores en lo que hacen. Estudian y trabajan para incrementar sus intangibles y retribuirlos a la familia, al trabajo y a la sociedad en general.

Son personas quizá comunes para muchos, pero en lo personal, me parece que son héroes o heroínas sin capas, que salen de su casa pidiendo por el bien para sus hijos mientras se van a las aulas, y tienen compañeros más jóvenes que sus propios hijos.

Son ellos los que hacen una mejor sociedad, qué importa que no aparezcan en los diarios ni en la televisión. Mi admiración para ellos.


biznagas@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.