• Regístrate
Estás leyendo: Orden para las palabras y para el sexo
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 01:17 Hoy

Desde Sandua

Orden para las palabras y para el sexo

Antonio Rodríguez Jiménez

Publicidad
Publicidad

La nueva vicepresidente y ministra de Igualdad del Gobierno socialista español, que también lo fuera hace unos años de Cultura, planteó días pasados una reforma del Código Penal y de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para que, “si una mujer no dice sí expresamente, todo lo demás es no”. Su pretensión es que los tipos penales de las agresiones sexuales no dependan de la interpretación de los jueces y para ello va a impulsar una reforma legal inspirada en el modelo sueco, donde se considera violación cualquier acto sexual sin consentimiento expreso. El amor tal como lo plantea Carmen Calvo quedará de la siguiente manera: El hombre le dirá a la mujer: “¿Me quieres?”, “Sí”, responderá ella. “¿Quieres hacer el amor?” “Sí, amor mío”. “¿Estás segura?”. “Sí”, “Pues firma este documento” ¡Los abogados se van a forrar de lana siendo testigos de confirmaciones y autorizaciones en cuanto a tocamientos mutuos y otras virtudes del sexo. Esto se complica.

Miren lo que han descubierto los científicos, ya hace tiempo, y que seguro no sabe mi paisana Carmen Calvo. Hacer el amor diariamente o al menos 21 días al mes es una de las grandes fuentes de salud. ¿Por qué? Porque la naturaleza, cuando se tiene un orgasmo interpreta que se hace para la reproducción y automáticamente envía olas de placer a la pareja para recompensarla, pero eso no es todo, con el sexo diario se consigue un corazón más sano --palabras textuales de mi amigo el doctor Pablo Huerta, que en las próximas semanas publicará en Caudal Ediciones un libro titulado Colágeno vaginal-- y hay menos riesgo de enfermedades cardiovasculares, y esto se consigue porque la tostesterona es una hormona protectora del músculo cardiaco y dichas relaciones son un ejercicio físico muy saludable. Por ejemplo, posee un efecto analgésico: la oxitocina y las endorfinas liberadas durante el acto sexual tienen un buen efecto para los dolores de espalda y los articulares. Estimula el sistema inmunológico, con incremento de producción de anticuerpos. El cerebro se hace más activo y joven. Las personas mayores sexualmente activas tienen menos posibilidades de desarrollar demencia. Los poetas, los novelistas vivirán muchos años. El amor también nos premia con un sistema nervioso equilibrado y con menos cáncer. El cáncer de próstata disminuye notablemente. Si se eyacula 21 veces al mes dicho riesgo se reduce aún más.

El acto amoroso fortalece en las mujeres el suelo pélvico. Se producen mejores partos y una calidad en la vivencia de la menopausia, etc. Y ahora resulta que vamos a necesitar un permiso diario. ¿Y si la pareja se enfada porque te cabreas con la suegra y tu pareja te acusa de violación matrimonial en venganza? A la cárcel “por insultar a mi madre”. Hay que respetarse pero hay que ponerse de acuerdo para hacerlo casi a diario y si es necesario y apetece, dos veces al día. Ya no valen los dolores de cabeza y esas excusas viles de uno u otro. Ya se acabaron los 2000 años de penalidades judeocristianas. ¡Señores, amigos todos, poetas y no poetas, hagan el amor para vivir más tiempo! También vale la masturbación para los solitarios de ambos sexos porque ya-no-es-pecado. Dios dijo: creced y multiplicaos, pero para eso hay que hacerlo muchas veces y hay que respetar a los que lo hacen sin intención de multiplicarse, sólo por el placer de hacerlo.

Y un detalle sobre los epicenos. Si digo “criatura”, ¿Me refiero a un niño o a una niña? ¿Y si digo cachorro? Es sólo un perrito macho o puede ser una perrita hembra? No nos disloquemos, respetemos la lengua española y que los políticos se preocupen de paliar el paro y se dejen de disparates. Somos feministas, tranquilos, respetamos a nuestras compañeras, pero si digo en un discurso “compañeros/as” es que soy un analfabeto integral.

arodriguezj15@gmail.com


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.