• Regístrate
Estás leyendo: La belleza de la ciudad secreta reconocida por la UNESCO
Comparte esta noticia
Jueves , 20.09.2018 / 14:28 Hoy

Desde Sandua

La belleza de la ciudad secreta reconocida por la UNESCO

Antonio Rodríguez Jiménez

Publicidad
Publicidad

La UNESCO acaba de declarar Patrimonio de la Humanidad a Medina Azahara, uno de los lugares más sorprendes de la tierra. Medina Azahara fue la ciudad palatina de Abderramán III, el hombre más poderoso del mundo en el siglo X, que logró independizarse del califato de Damasco y creó el poderoso imperio de los omeyas. La ciudad palatina, que fue destruida 70 años después de que se levantara, consta de mezquitas, palacios, jardines, albercas, baños, etc. Es uno de los lugares más mágicos que he conocido. Aunque existen numerosas leyendas y mucha literatura sobre el tema, la realidad es que el califa quiso mostrar al mundo su inmenso poder y para ello construyó esa gigantesca ciudad palatina de una belleza indescriptible, que se prueba a través de los documentos históricos, literarios y de sus actuales vestigios. Durante décadas Medina Azahara ha sido objeto de diferentes intervenciones arqueológicas, la mayoría de ellas dirigidas por el que fuera su director durante décadas, Antonio Vallejo Triano, hoy retirado del monumento por cuestiones políticas y a pesar de haber levantado la mayor parte del estudio sobre el mismo.

Este conjunto arqueológico reconocido ahora por la UNESCO está ubicado a 6 kilómetros de Córdoba, la que fuera capital del Califato Omeya y unas de las ciudades más bellas del sur de España, prueba de ello es que ésta es la cuarta denominación que recibe de Patrimonio Mundial de la Humanidad, junto a la gran Mezquita Aljama, la Judería y el casco antiguo y la Fiesta de los Patios (además de su participación en los de Flamenco y comida mediterránea, como Patrimonios Inmateriales).

En 2008, la editorial Almuzara me encomendó la elaboración del libro Medina Azahara. El monte de la novia, antología poética colectiva que reunió los poemas más bellos que se han escrito sobre este lugar mágico construido en las inmediaciones de la ciudad de Córdoba. Las leyendas, de las que huyen los arqueólogos, pero que ama el pueblo, dicen que el califa construyó esta gran ciudad al pie de un monte que sembró de almendros, para que su amada Al-Zarha pudiera contemplar un velo de nieve en primavera cuando los almendros estuvieran en flor, y al pie del mismo se viera aquella bella ciudad repleta de palacios bellísimos. Poetas como Ricardo Molina, uno de los que más cantaron a Medina Azahara dice… “Medina Azahara, besos que se besa,/ tú y yo, viviendo, amando,/ dulce leyenda, vivos/ y muertos olvidados, / presentes, y eternos, en canción, en amor”.

En ese libro mágico escribieron docenas de poetas veteranos y nuevos como José Infante, Antonio enrique, Antonio Gala, Francisco Ruiz Noguera, Antonio Flores, Manuel Gahete, Eduardo García, Jorge del Arco, Pablo García Baena, Mariano Roldán, Antonio Colinas, Pedro Rodríguez Pacheco, Antonio Hernández y muchísimos otros, además de una serie de ilustradores y artistas en general que le dieron al libro una plasticidad excepcional. Este conjunto monumental es de los más bellos del mundo a pesar de tener al año sólo 180.000 visitas frente a los dos millones que posee la Mezquita.

A partir de ahora, Córdoba, esa ciudad de apenas 300.000 habitantes que fue capital de la Bética en el tiempo de los romanos, a principios de nuestra era actual y en el siglo diez capital del califato omeya, será un poco más conocida. Si van a Andalucía y les dicen que lo importante de ver es Sevilla y Granada no se lo crean. Córdoba es la clave para entender buena parte de la historia y su belleza rebosa por todas partes. Es el manantial de histórico-artístico más potente que existe en Europa. Pero es necesario verlo para creerlo. Allí la belleza forma parte de los instantes del tiempo y de las escalas más diminutas o más gigantes del espacio. Se come de maravilla y el feísmo está completamente descartado.

arodriguezj15@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.