• Regístrate
Estás leyendo: Universos femeninos en "Cerulia" y "Book Club"
Comparte esta noticia
Domingo , 09.12.2018 / 16:26 Hoy

La pantalla del siglo

Universos femeninos en "Cerulia" y "Book Club"

Annemarie Meier

Publicidad
Publicidad

La semana pasada tuve dos experiencias cinematográficas que me impusieron como tema de la columna de hoy, revisar distintas maneras de narrar y llevar a la pantalla una perspectiva femenina de ver e interpretar el mundo. El Ariel a mejor cortometraje de animación para Cerulia de la tapatía Sofía Carrillo y el filme estadounidense Book Club (Cuando ellas quieren) de Bill Holderman, actualmente en cartelera, me hicieron reconocer una vez más que no sólo importa la historia y los actores de un filme sino la postura del autor frente a sus personajes, el discurso audiovisual para el espectador pensante. En el cine, como en el resto de las artes, la forma es contenido y en este sentido Cerulia y Book Club representan polos opuestos de cómo llevar a la pantalla historias y universos femeninos.

Sofía Carrillo y Cerulia llegaron a los premios Ariel después de haber ganado premios en el FICG, el Festival de Cine de Morelia y varios festivales extranjeros. Según palabras de su realizadora el filme narra la historia de la niña Cerulia quien “inicia un viaje para despedirse de la casa de su niñez pero los recuerdos y la presencia de los abuelos no la dejarán partir”. La realizadora también dice que su filme trata del “recuerdo de una casa, miedos infantiles y apegos familiares”. Sin embargo, al igual que en sus demás cortometrajes, Sofía expresa mucho más que una historia y un tema. La manera poética y simbólica cómo la artista utiliza la técnica y estética de la animación stop motion, involucra al espectador en un proceso de creación. La escenografía, el personaje de Cerulia, la casa, los objetos – la mayoría juguetes y objetos de uso – las voces y sonidos crean un universo femenino que vive, respira, se desarrolla, muere y vuelve a renacer como la vida misma con sus presencias físicas, recuerdos, sueños y fantasías. La evocación de imágenes y escenas acerca del doble, que, como espejo de nosotros mismos, puede relacionarse con la esencia del cine, es especialmente fuerte para crear identificación. Identificación con un universo femenino que se nutre de la cultura y el arte mexicanos para volverse universal. Cerulia se integra y enriquece el universo creado por Carrillo en Fuera de control, La casa triste, El corazón del sastre y Prita Noire, también ganador del Ariel a mejor corto de animación.

La película Book Club (Cuando ellas quieren) se anuncia como filme sobre personajes femeninos de la tercera edad y su lucha por una vida plena en lo físico, emocional y erótico. El filme también promete un festín de actuación con Jane Fonda, Diane Keaton, Candice Bergen y Mary Steenburgen. Sin embargo, la película escrita por la canadiense Erin Simms y dirigida por el estadunidense Bill Holderman, no cumple con ninguna de las promesas. El guión desarrolla las historias de cuatro amigas que suelen compartir la lectura de novelas y escogen la trilogía erótico - juvenil Cincuenta sombras de Grey. La experiencia podría dar lugar al desarrollo de una trama atractiva e inteligente acerca de la amistad, los anhelos y deseos femeninos. Sin embargo, los personajes son tan simples y tipificados que no despiertan empatía. Sus regresiones, conductas y pláticas juveniles no atrapan ni abonan a una buena comedia. Las grandes actrices (y actores) son rebajados a personajes clisés, conductas infantiles y escenas burdas propias del humor primitivo de ciertas comedias gringas. Y lo peor: Todo, realmente todo, es absolutamente convencional ya que en el desenlace las amigas encuentran - o siguen buscando - su media naranja con la que pueden mirar a la luna, asolearse en albercas o bailar tango. La prometida perspectiva femenina de la tercera edad se pierde en las anticuadas convenciones del cine de género.

annemariemeier@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.