• Regístrate
Estás leyendo: "Ocean’s 8": Thriller de robo con cara femenina
Comparte esta noticia

La pantalla del siglo

"Ocean’s 8": Thriller de robo con cara femenina

Annemarie Meier

Publicidad
Publicidad

Ocean’s 8: Las estafadoras de Gary Ross cuenta con tres imanes que le aseguran la simpatía de los espectadores. El primero es el título que remite a los tres filmes de Steven Soderbergh y George Cloony y el antecedente de 1960. El segundo es el elenco femenino con las actrices Sandra Bullock (quien muestra sus conocimientos del alemán), Cate Blanchett, Helena Bonham Carter, Anne Hathaway y la cantante Rhianna. Y el tercero es, sin duda, la popularidad del género, el llamado Heist, un subgénero del thriller que combina una trama criminal con la comedia. Recordemos: En 1960 se estrenó Ocean’s eleven, un filme acerca de un equipo de pillos que planean, preparan y ejecutan un asalto a los casinos de Las Vegas. Dirigida por Lewis Milestone reunió a Frank Sinatra, Sammy Davis, Dean Martin, Angie Dickinson y Peter Lawford. Basado en aquel filme Steven Soderberg realizó en 2001 el remake Ocean’s eleven al que le siguieron Ocean’s Twelve (2004) y Ocean’s Thirteen (2007). Los tres filmes giran alrededor del protagonista Danny Ocean (George Cloony) quien reúne a un equipo de expertos para preparar y ejecutar un robo espectacular. Lo que varía es el número de colaboradores, tipos de especialidad, espacios y obstáculos. Como género tradicional masculino, el objeto del deseo central es el dinero, dinero a carretadas que se roba no tanto por codicia sino con un “espíritu deportivo”, es decir con astucia y habilidad y, si posible, sin armas ni violencia. Después del tercer filme Soderbergh y Clooney declararon el fin de Ocean’s.

La decisión no fue definitiva ya que tenemos en cartelera una versión femenina - un llamado spin off - de la serie. Debby, la hermana de Danny Ocean, toma la estafeta y honra el recuerdo de su familiar fallecido con un golpe espectacular realizado con apoyo de un grupo de mujeres expertas y hábiles en todo tipo de profesiones y actividades al margen de la ley. Gary Ross, director de Juegos del hambre, construyó Ocean’s 8: Las estafadoras con la colaboración de la guionista Olivia Milch y creó un thriller cómico lleno de atributos femeninos, diálogos ingenioso, guiños a otros filmes del género y un abanico de personajes femeninos que resultan de la colaboración creativa de actrices sobresalientes. El filme fluye ligero, juguetón y atractivo en los visual y sonoro. Espacios como el Museo Metropolitano de Nueva York, tiendas y joyerías de lujo y un “evento” social que reúne a la alta sociedad y las celebridades de Nueva York forman un marco ideal para los excesos de clase, riqueza y frivolidad que le facilitan al espectador identificarse con las estafadoras y gozar de su estrategia de robo y superación de obstáculos. El objeto del deseo: Un collar de la colección Cartier cuyo robo les sirve para probar sus talentos, gozar de la amistad y un momento de gloria.

Como en una pieza de Jazz donde cada músico improvisa su solo para volver a integrarse al tema central, cada personaje tiene su solo en el que se muestra y se luce con una habilidad especial. Todas llegan del “mundo real” a un ambiente femenino artificial de belleza, riqueza, vestidos de noche, joyas, comida gourmet y filantropía que esconden la corrupción y el crimen. Suena a mensaje social, feminista, multirracial y multicultural pero por suerte le saca la vuelta y se centra en pequeñas escenas que resaltan los aspectos humanos, la amistad femenina y el homenaje al cine hollywoodense clásico. Por ejemplo cuando Debby (la diva morena) y Lou (la eterna rubia) discuten en un restaurante al mismo tiempo que prueban la sazón de la comida. También cuando Debby rechaza la inclusión de un especialista hombre con argumentos que resultan de su plan de revancha por una traición masculina, o cuando el grupo, frente a la pantalla del escanner, observa cómo aparece en 3D el codiciado collar. Junto a los giros narrativos y el suspenso, estos elementos divierten a espectadores de distintas edades y gustos cinematográficos.

annemariemeier@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.