• Regístrate
Estás leyendo: Que la música sea
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 17:28 Hoy

Agenda Cultural

Que la música sea

Ángel Reyna

Publicidad
Publicidad

El maestro de música más humilde y grande es el que toca al lado de su alumno y el mejor estudiante es el que voltea a ver a su maestro y no cree que está a su lado, tocando ante el público de los músicos que se emociona por verlos juntos. Esto fue lo que ví en el Concierto de Invierno de la Escuela de Música “José Sámano” de la Universidad La Salle Laguna, un recital de gran calidad académica y mucha emoción en cada número. Compartí el momento con padres de familia, maestros y personal administrativo de la universidad gomezpalatina y observé la sonrisa de Gerardo Ceballos y Claudia Moreno mientras su hijo, Edgar, tocaba el violonchelo en un ensamble espectacular que llenó el Gimnasio estudiantil.

Fue muy interesante ver que paralelo a un rigor académico impecable en su protocolo, pudimos escuchar a un grupo de estudiantes de licenciatura emocionados de compartir el escenario con músicos de valía como la maestra de violín África Rodríguez o la maestra de piano Lourdes Pascual, que al igual que otros maestros como el contrabajista Fran Disik Komostisek o los profesores de guitarra Emilio Saldívar y Carlos Paredes, mostraron que para estudiar música a nivel profesional ya no hace falta viajar a Jalapa, Veracruz, Morelia, Michoacán o la CdMx.

Nos falta tradición académica, es verdad. Carecemos de historia legendaria en recitales de música; pero con la existencia de la Camerata de Coahuila, que dirige Ramón Shade, han llegado en los últimos 20 años, una oleada de estupendos músicos rusos, georgianos, ucranianos, armenios y cubanos; muchos de ellos, además, muy buenos maestros que han ayudado a formar músicos de corte nacional e internacional; como la pianista Mariana Chabukiani, la violinista Natalia Riazanova o el desaparecido concertino de la Camerata Tatul Yeghiarzayan .

Y ahora la ULSA ha reunido bajo la batuta de Omar Guzmán y Lourdes Pascual, a un grupo de músicos rusos, mexicanos y sobre todo cubanos, que poseen una disciplina académica y musical que hace florecer la música en las aulas de la universidad; lo que fue un sueño para muchos que tuvieron que emigrar durante tanto tiempo, ahora es una realidad, lo ví y lo escuché en el gimnasio de La Salle; los alumnos de canto de Rigoberto López, de flauta del juvenil Luis Díaz y de violencello de Elena Mistrykova, se comportaron a la altura en el escenario y confirmaron que en La Laguna estamos para escuchar música con rigor académico y corazón de artistas. ¡Que la música sea pues!


jose.reyna@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.