• Regístrate
Estás leyendo: Leticia
Comparte esta noticia
Jueves , 19.07.2018 / 16:47 Hoy

Vertebral

Leticia

Ángel Carrillo

Publicidad
Publicidad

Siempre he pensado que “lo más claro es lo más decente”... Al menos el pensamiento resulta liberador. Había transcurrido un tiempo desde que murió Don Carlos Herrera, tiempo en el que la familia decidió guardar silencio, experimentar el duelo y contraerse, sin embargo el miércoles pasado finalizó el encierro y obligó, a la “cara visible” del clan, a salir debido al inminente inicio de las campañas electorales.

Leticia Herrera pidió arrancar su campaña (en medios de comunicación) en el Telediario Matutino: Definitivamente se trata de una mujer firme, con ideas claras e implacable carácter (tal y como era su padre) justo ahí, donde radica su fortaleza, también habita su debilidad.

“Se dio cuenta del impacto que causó la muerte de su padre en la sociedad gomezpalatina”, le pregunté (ahí le cambió el semblante): “Quiero decirle que para mí fue sorprendente ver el amor y el respecto, pero sobre todo el cariño que la gente le tenía a Don Carlos, a mi padre. Yo veía gente, gente y gente que salía de sus casas. Hasta ahora me vengo enterando de tantas cosas que hizo, de tanta gente que ayudó, que realmente sirvió a la gente”... Lo extraña, rematé: “No se imagina cuánto”, contestó atribulada.

Luego de eso, Leticia Herrera se quitó el velo fúnebre que había mostrado hasta entonces y mostró a la feroz candidata.

Habló acerca de sus visiones del actual Gómez Palacio, si bien reconoció avances, acentuó en que le devolvería al municipio el orgullo duranguense. Se quejó de lo que nos quejamos los laguneros: Los dineros primero llegan a las capitales (Coahuila y Durango) y luego a las regiones (a pesar de que La Laguna es moneda de cambio electoral para el Partido Revolucionario Institucional). Herrera Ale prometió defender, con su “amigo Esteban” la equitativa repartición de recursos.

Qué pensaba Leticia Herrera a principios de diciembre del año pasado, aquel día en el que le informaron (algunos dicen que de las altas cúpulas priistas) que no sería la candidata de su partido al Gobierno de Durango... Pensó su respuesta, guardó silencio y atinó a contestar directamente, sin rodeos y sin tapujos: “Soy humana y naturalmente tenemos sentimientos de frustración, de enojo, de tristeza y en ese momento, de pronto, te planteas cuestionamientos, Dios mío por qué no me eligieron a mi... Simplemente entendí que así lo determinó el partido”.

Con esta declaración (y sus bemoles) Leticia Herrera impone su postura institucional en relación al partido, sobre sus propios intereses y anhelos.

El empresario Carlos Herrera Araluce probablemente no alcanzó a dimensionar en vida, el impacto que su figura tendría entre la sociedad gomezpalatina.


angel.carrillo@multimedios.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.