• Regístrate
Estás leyendo: Le encanto a Rosario Castro
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 07:14 Hoy

Vertebral

Le encanto a Rosario Castro

Ángel Carrillo

Publicidad
Publicidad

La había tratado de entrevistar en varias ocasiones pero nunca tuve suerte, Rosario Castro Lozano ex alcaldesa de Lerdo (en dos ocasiones) abandonó la Contraloría del Gobierno de Durango para contender por un escaño en el Congreso Local.


Tenía muchas dudas en relación a su último periodo al frente de la administración lerdense: 

El teatro Centauro del Norte, el Mercado Donato Guerra, el inicio de una guerra jurídica entre un grupo de trabajadores y el ayuntamiento (que ahora mismo tiene a María Luisa González Achem al borde del colapso financiero) y demás situaciones que jamás quiso (al menos en Multimedios) aclarar.


Así es la mayoría. Cuando los políticos buscan el voto ciudadano hacen de todo (“circo, maroma y teatro”) para obtener un espacio en los medios de comunicación, luego se convierten en gobernantes y “si te vi, ni me acuerdo”, tristemente así es. En esta ocasión, a Rosario Castro le ocurrió al revés, como Alcaldesa y Contralora no aceptó ninguna entrevista, ahora busca al electorado a través de notas periodísticas y entrevistas.


En fin, hace algunos días platiqué con ella y pude aclarar (o al menos desde su punto de vista) uno de los tantos cuestionamientos que atesoré durante años: Por qué dejó pasar la “avalancha” jurídica que pudiera arruinar las arcas municipales de Lerdo. Rosario, una mujer hábil y sagaz contestó parsimoniosa que “en es un tema del orden jurídico, no político y que debe ser resuelto por la vía legal”, en ese momento la interrumpí para argumentar que si fuera un problema jurídico o político, la alcaldesa María Luisa González Achem tendría que pagar una “millonada” a ex trabajadores municipales, porque Rosario Castro considera que se trata de una resolución basada en un “estado de derecho” (o lo que resulta equivalente), se trata de una orden emitida por un juez y se “jodió el asunto”.


¿Sacrificando al resto de la población Rosario? (le pregunté), “permíteme, permíteme (le permití a la candidata), no pongas palabras en mi boca”, respondió alterada, “eres todo un caballero, por lo cual me encantas”, solamente atiné a darle un tímido “gracias” (total ya me había “aporreado”).


La ex alcaldesa y ahora candidata a una diputación local asegura que se debe cumplir con la ley y, al tiempo, agotar las instancias involucradas como la Junta de Conciliación y Arbitraje de Durango, el Secretario de Gobierno, el mismísimo Gobernador o (“ya de perdido”) un chamán de Catemaco. Lo que pude leer entre líneas es que Rosario acusó a María Luisa de no haber hecho su “chamba” adecuadamente, que “se tiró a la hamaca” y que (también) dejó pasar el problema.


Quisimos hablar con María Luisa pero se negó, argumentó un “montón” de pendientes y nos dejó con la siguiente incógnita: ¿Con qué instancias ha agotado (como Presidenta Municipal) el tema de los ex trabajadores demandantes? Si no lo hizo, “tacha” y de las negras. 



angel.carrillo@multimedios.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.