• Regístrate
Estás leyendo: “Ganaste güey”: ¡No mames!
Comparte esta noticia
Viernes , 21.09.2018 / 01:48 Hoy

Vertebral

“Ganaste güey”: ¡No mames!

Ángel Carrillo

Publicidad
Publicidad

Andrés Manuel no tiene ningún pretexto para convertir a México en un país tal y como lo “dibujó” durante sus 18 años de campaña. Tiene la mayoría de los Congresos Locales y los poderes legislativos, tiene presidencias municipales y la propia envergadura nacional. 


A lo largo del proceso, tuve la oportunidad de dialogar con algunos personajes adheridos (convenientemente) a las filas de Morena y muy pocos tienen claras las funciones de los puestos a los que aspiraban y por supuesto, la profesionalización necesaria. 


Los diputados laguneros electos que integrarán el Congreso de Durango son un ejemplo de la forma en la que eligieron a sus candidatos, personajes (con todo respeto, por supuesto) que adolescen del mínimo conocimiento sobre las necesidades, modificaciones y procedimientos en la creación y adaptación legal de una entidad. 


El otro ejemplo es el ex alcalde de Torreón, José Ángel Pérez Hernández, quien el día de la elección departía alegremente con sus “cuates” en el Parque España de Torreón, hasta que cerca de las nueve de la noche, alguno de sus compadres se le acercó y le dijo: “Güey, dicen en el PREP que ganaste”, José Ángel se sorprendió y alcanzó a exclamar solamente un “no mames”. 


Los otros en la misma situación, Piña en Matamoros y Jonathan en Francisco I. Madero, sí con muy buenas intenciones, pero con nulo bagaje administrativo. 


Las recientes declaraciones del virtual ganador de la pasada contienda, Andrés Manuel López Obrador en relación a que concentraría el poder ejecutivo en las figuras de ‘super delegados’ puso a temblar a más de uno en las 32 entidades federativas del país, los mandatarios estatales, ajenos a Morena, adelantan que los delegados podrían convertirse en vicegobernadores: Caos seguro. 


La elección develó un sentir ciudadano en relación a cómo los partidos políticos tradicionales (PRI y PAN) estaban desempeñándose frente a la ciudadanía, la sociedad les restregó en la cara la falta de claridad en sus maneras de gobernar. El dato es duro, de 300 diputaciones federales, el PRI solamente obtuvo ocho escaños (dos coahuilenses, por cierto), ocho de 300, el número equivale a algo así como el 2.6 por ciento de la Cámara Baja... un indicador sumamente mordaz, tal es el impacto que la Presidenta del CEN del PRI, Claudia Ruiz le quiere cambiar el nombre al partido, el Gobernador Riquelme ya se pronunció y se dijo “en contra” del cambio de siglas y del PAN ni hablamos, es Zermeño y se acabó, por cierto el actual alcalde tiene un problema serio con sus funcionarios y su equipo cercano, gente llena de soberbia, intolerancia, arrogancia y nula coordinación. Resulta que nadie, nadie les puede cuestionar absolutamente nada porque los señores responden de forma grosera y limitada. Así las cosas en estos menesteres de la política regional. 



angel.carrillo@multimedios.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.